Mujer estranguló a su hijo de 11 años por “desobediente”

Las autoridades brasileñas la acusaron de asesinato después de estrangular a su hijo de 11 años porque estaba harta de que jugara con su teléfono celular

Mujer estranguló a su hijo de 11 años por “desobediente”
Alexandra confesó que «ya no podía vivir con la mentira”.Foto: Referencial.

Brasil-. Una mujer estranguló a su hijo de 11 años por “desobediente”, en el estado de Río Grande del Sur en Brasil.

Al respecto, las autoridades brasileñas la acusaron de asesinato después de estrangular a su hijo de 11 años porque estaba harta de que jugara con su teléfono celular hasta altas horas de la noche, según informan medios locales.

Asimismo, Alexandra Dougokenski de 33 años fue acusada el jueves pasado de la muerte de su hijo Rafael después de confesar el crimen. Según los informes policiales, el asesinato tuvo lugar el 15 de mayo, día que la mujer acudió a las autoridades a denunciar la desaparición del niño y desde el cual cambió su versión de los hechos.

Presidente de Brasil Jair Bolsonaro confirma que tiene coronavirus

El presidente mantiene un buen estado de salud y se encuentra, en este momento, en el Palácio da Alvorada

Mujer estranguló

De igual manera, el cuerpo sin vida del menor fue encontrado por las autoridades diez días después en una gran caja de cartón en el garaje de una casa cercana. En un inicio, la sospechosa declaró que había administrado píldoras para dormir a su hijo y que la muerte fue causada por una sobredosis. Sin embargo, los forenses encontraron signos de asfixia en el cadáver.

Por su parte, Alexandra confesó que «ya no podía vivir con la mentira”. Además relató que al despertarse por la madrugada, fue a la habitación del niño y lo encontró todavía despierto, jugando con su teléfono celular. En ese momento, perdió el control y tomó una cuerda de la lavandería para estrangularlo.

Posteriormente, la mujer cubrió la cabeza del cadáver del niño con una bolsa y sacó el cuerpo de la habitación para ocultarlo. «Rafael estaba agitado y se dormía a alrededor de las 3 de la mañana. No me detuve a pensar por qué hice eso», declaró la acusada, asegurando que actuó sola.