ONU escucha a estudiantes para decidir cómo aplicar derechos del niño en Internet

Más de 709 niños de 29 países lograron ser escuchados, junto con expertos y organizaciones de la sociedad civil

ONU escucha a estudiantes- Notitarde
“El entorno digital no se desarrolló originalmente para los niños, pero juega un papel importante en sus vidas” expresa la organización. Foto: Agencia.

Internacional.- Luis Ernesto Pedernera Reyna, presidente del Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (ONU),  instó a las personas a imaginarse tener un amplio debate internacional sobre los derechos de las mujeres; y crear reglas y leyes para los estados sin la participación del público femenino.

China y EEUU comprometidos a cooperar contra el cambio climático

En medio de la tensión por cuestiones como los derechos humanos en la región de Xinjiang y Hong Kong

“¿Qué diría el movimiento feminista sobre esto? Durante mucho tiempo, los adultos, incluso con las mejores intenciones; han estado discutiendo los derechos de la niñez y la adolescencia sin escucharlos”, resaltó Pedernera Reyna.

Trascendió que, desde el 2014, la organización trabaja arduamente para cambiar esta realidad.

Más de 709 niños de 29 países lograron ser escuchados, junto con expertos y organizaciones de la sociedad civil; para la construcción de la Observación General núm. 25 , lanzado la semana pasada.

ONU escucha a estudiantes

Donde esta define cómo La Convención sobre los Derechos de la Niñez y la Adolescencia; se aplica al entorno digital.

Por lo que, se estima que esto promoverá cambios en la forma en que los estados y las empresas gestionan los negocios en el área de la tecnología.

Asimismo, el documento explica que el sector empresarial, incluidas las organizaciones sin fines de lucro; afecta directa e indirectamente los derechos del niño en la prestación de servicios y productos relacionados con el entorno virtual.

Por tanto, corresponde a las empresas respetar los derechos del niño y prevenir y remediar los abusos en el mundo digital.

“La legislación debe incluir salvaguardias sólidas, transparencia, supervisión independiente y acceso a medidas correctivas. Los Estados partes deben exigir la integración de la privacidad desde el diseño en los productos y servicios digitales que afectan a los niños ”, orienta el documento.

En la práctica, esto significa que los sitios web deben, desde el principio; considerar el derecho de los niños a la privacidad.

“Internet es un gran medio de socialización. Los estados deben pensar en tener un contenido educativo adecuado que promueva el desarrollo infantil” explicó Pedro Hartung, coordinador legal de la ONG Instituto Alana.

“No sirve de nada que Facebook, Google y YouTube tengan términos de uso de más de 13 años. Los niños están presentes en las plataformas. Por lo tanto, el derecho del niño por diseño. Esto significa que ya en desarrollo, estos servicios tienen que pensar en los niños que serán usuarios directos o indirectos ”, resaltó.

De acuerdo a datos de Unicef , uno de cada tres internautas en el mundo tiene entre 0 y 18 años.

Los niños escuchados por la ONU destacan la importancia de su vida digital, especialmente en tiempos de crisis; como la pandemia del coronavirus, que hace más de un año supuso que la comunidad escolar de todo el mundo tuviera que adaptarse a la educación a distancia; no siempre con las herramientas tecnológicas adecuadas para ello.

“La pandemia fue un evento inesperado, pero ayudó a ver evidencia de la profundización de las desigualdades entre los niños en diferentes países; especialmente el déficit digital en América Latina”, dice Pedernera Reyna.

Si bien no trae recomendaciones individuales para cada Estado, tiene el valor de una ley para los países que han ratificado la Convención, entre ellos Brasil.

“El entorno digital no se desarrolló originalmente para los niños, pero juega un papel importante en sus vidas” afirma.

Además, el documento de la ONU destaca que los Estados deben asegurar que, en todas las acciones relacionadas al entorno digital, “el interés superior de cada niño sea una consideración primordial”.