En plena pandemia los chinos comen asquerosos animales

En plena pandemia – Notitarde
Los chinos insisten en alimentarse de ratas, víboras y animales salvajes. Foto: Agencias

Notitarde.- A pesar de que en algunas ciudades de China prohibieron alimentarse de perros y gatos, en plena pandemia los asiáticos insisten en consumir otros animales salvajes.

Los epidemiólogos asocian el mortal coronavirus que se originó en la ciudad de Wuhan al consumo de animales silvestres como el murciélago. Tras la enfermedad cerraron los mugrientos mercados callejeros, pero al cabo de algunas semanas volvieron a abrir sus puertas.

En las redes sociales se observa de nuevo la venta de perros y gatos. De igual forma los chinos mantienen su tradición de alimentarse con víboras, ratas, pangolines y otros animales salvajes.

Por ironía del destino, pero un plato muy tradicional de la cocina china es la sopa de murciélago, algo que en Occidente impresiona. Ahora que se sospecha al mamífero como uno de los posibles orígenes del coronavirus.

En plena pandemia y siguen

Los chinos creen que la sangre que el murciélago sustrae de otros animales, presente en la sopa, ayuda a resolver problemas respiratorios. Y es justo lo que más afecta el COVID-19. En plena pandemia siguen con sus costumbres que en occidente consideran asqueriosas.

Por eso, cuando el virus se diseminó por Europa y otras partes del mundo, el gobierno chino prohibió la venta de murciélagos. Sin embargo, ahora que el coronavirus está empezando a ser controlado en China, los consumidores vuelven a sus costumbres culinarias, entre ellas comer murciélagos, culebras, sapos y todo animal que tenga uñas.

La variedad en la comida china tiene orígenes vinculados a varios aspectos. Ellas son las  catástrofes naturales, la alta densidad poblacional, hambrunas periódicas y la superstición.

Lee también: Así es la asquerosa sopa de murciélago que provoca el mortal coronavirus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here