Tensión en mares de China, mientras se intensifica rivalidad con EE.UU.

Es por ello, que la fuerza aérea de Filipinas patrulla diariamente desde hace semanas las aguas del arrecife Whitsun

Tensión - Notitarde
En el estamento militar de EE UU asusta especialmente que el ruido pueda ser el preludio de la peor de sus pesadillas. Foto: Agencia

Internacional.- Tensión en mares de China, mientras se intensifica rivalidad con EE.UU. Es por ello, que la fuerza aérea de Filipinas patrulla diariamente desde hace semanas las aguas del arrecife Whitsun (o Julián Felipe) en su Zona Económica Exclusiva, para vigilar la “amenazadora” flotilla de cerca de 200 barcos chinos, según el Gobierno filipino.

Mientras que Pekín afirma que las flotas son pesqueras, aunque Manila y Washington defienden que son milicias marítimas atracadas allí o en otros islotes de la zona.

De acuerdo a los medios internacionales, Japón y Taiwán han denunciado vuelos de aviones chinos en sus zonas de identificación aérea; en el caso de Taipéi, el viernes 26 de marzo se registró la mayor incursión aérea china en un día hasta la fecha.

Cita el medio El País, que la zona del mar del Sur y el Este de China, considerada más propensa a una hipotética guerra entre China y Estados Unidos.

Desfile de menores no acompañados cruzando el Río Bravo

Que separa México de Estados Unidos. Solo en marzo, llegaron 18.000 niños y adolescentes sin sus padres.

Asimismo, vuelve a calentarse al tiempo que se intensifica la rivalidad entre los dos países con mayor presupuesto militar del mundo.

Mientras, que Washington apela a sus aliados e intenta reforzar el llamado Quad, la alianza defensiva informal que le agrupa con Japón; Australia y la India.

Según, barcos franceses se sumarán por primera vez a ejercicios conjuntos entre fuerzas de EE UU y Japón el mes próximo en la zona de Kyushu, en el sur nipón.

Presuntamente, la actividad china puede deberse a la celebración, el próximo julio, del primer centenario del Partido Comunista de China; una fecha trascendental para Pekín.

Sin embargo, el ruido de sables encuentra a Washington más preocupada que en otras ocasiones.

Tensión en mares de China

Al respecto, el jefe saliente del mando estadounidense en la región de Indo-Pacífico, el almirante Philip Davidson, ha advertido de que EE UU está perdiendo la ventaja que disfrutaba en el equilibrio militar regional.

Además, la modernización de las Fuerzas Armadas chinas supone que ya tiene más barcos que su rival, 360, alrededor de 50 más que la primera potencia. China representa “la mayor amenaza a largo plazo para la seguridad en el siglo XXI”, declaró Davidson el 9 de marzo en una audiencia en el Congreso de EE UU.

En el estamento militar de EE UU asusta especialmente que el ruido pueda ser el preludio de la peor de sus pesadillas.

Exactamente, que China intente tomar Taiwán, la isla autogobernada (y potencia mundial en el fundamental sector de los semiconductores) que Pekín considera parte inalienable de su territorio y su interés estratégico primordial. Reseña El País

Asimismo, que para el Gobierno de Xi Jinping, hacerse con ella completaría la integridad nacional china y rompería el cinturón de islas aliadas de EE UU que cierra a China la salida hacia el Pacífico.