Vecinos matan a presunto asesino y violador de una niña de 9 años

El hombre identificado José Guaymas, un joven de 24 años que el miércoles de la semana pasada, luego de salir de prisión, volvió a su casa en la ciudad de San Miguel de Tucumán

Vecinos matan a presunto asesino y violador de una niña de 9 años
La Policía comenzó a buscarlo, sin embargo los vecinos, también hicieron recorridos, rastrillajes, guardias e incluso incendiaron su casa. Foto: Agencia.

Argentina-. Vecinos matan a presunto asesino y violador de una niña de 9 años, en Argentina, los residentes lo atacaron a machetazos, desnudaron, patearon, insultaron, acusaron de haber violado asesinado a una niña y asesinaron.

Al respecto, el hombre identificado José Guaymas, un joven de 24 años que el miércoles de la semana pasada, luego de salir de prisión, volvió a su casa en la ciudad de San Miguel de Tucumán, ubicada en el norte argentino.

Expulsan de Colombia 6 hombres que se hacían pasar por mendigos

Atravesaban coches de bebé desocupados, obligándolos a detener el auto, para que los demás miembros de la banda los pudieran abordar y asaltar

Asimismo, tres días más tarde, una pequeña de nueve años, les dijo a su padre y a su madre que se iba a jugar a casa de una amiga. Era de mañana, pero después de que pasaran varias horas sin saber de ella, su familia comenzó a buscarla. Varios testigos aseguraron que la habían visto con Guaymas, quien se convirtió en el único sospechoso de la desaparición.

De igual manera, la tarde de ese mismo sábado, el cadáver de la niña fue encontrado en un descampado muy cerca de su casa. Estaba boca abajo, semienterrada. La autopsia demostró que había sido asesinada mientras era abusada, ya que su atacante trató de asfixiarla y le golpeó la cabeza en reiteradas ocasiones.

Vecinos matan

Por su parte, la Policía comenzó a buscarlo, sin embargo los vecinos, también hicieron; recorridos, rastrillajes, guardias e incluso incendiaron su casa y se solidarizaron con la familia.

Finalmente lo encontraron el miércoles por la tarde, lo siguieron y lo atacaron. Después lo entregaron a la Policía, pero ya era un cuerpo sin vida. Hasta ahora, no hay imputados ni detenidos por el crimen.

Además, el padre de la menor expresó “mi hija va a descansar en paz sabiendo que el culpable ha pagado por lo que ha hecho, va a estar un poco más tranquila” y añadió “perdí una parte de mí, por más que haya muerto o que pague en la cárcel, no tengo consuelo”.