La memoria recuperada

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

taller de escritura creativaBuscamos en la memoria los rastros de otros amaneceres. Por eso hacemos homenajes a gente, lugares y esencias que ya no están, pero vale la pena que se den a conocer para otros, para los nuevos, para los más jóvenes.

Eso pensamos, por ejemplo, del asunto de recordar a Nelson Mandela. El mundo entero lo recordó, como si estuviera y cumpliera sus cien años.

Sirvió para rememorar lo que fueron unos maravillosos y dignos días con el amigo y profesor Luis Díaz de Decano de la Facultad de Educación de la UC.

Entonces se organizó un acto en el Municipal de Valencia, con la presencia de delegados del Congreso Nacional Africano, y se concedió el Doctorado Honoris Causa a este gran líder sudafricano, cuando él aún estaba cumpliendo pena carcelaria (lo que fueron 27 años de su vida de entrega).

Hablamos sobre esto en una sala de la Casa de la Cultura de Naguanagua, rodeados de una bella exposición de fotografías del amigo Miguel Esqueda, en homenaje a Mandela y a la cultura de ascendencia africana.

Recordábamos en nuestro memoria interior las palabras de un poema del amigo José Gregorio Vásquez: “Cada palabra deshila nuestro ahora/ lo deshilvana de toda forma/para hacerlo primigenio/intacto/transparente…”ó: “”Sé que han pasado los años lentamente/pero intento recuperar/para ti/ la memoria de otro día…/”.

Allí estaba un grupo de personas escuchando a Miguel, a mí, al aroma hermoso de esas fotografías coloreadas con el ambiente de sus paisajes autóctonos, que bien podrían haber sido tomadas en África o en cualquier pueblo de Venezuela, con rasgos de población afro-descendiente.

Pensamos que el sentido de la Historia es abrir páginas que nos recuerden y expliquen el quiénes somos, de dónde venimos, qué experiencia de otros puede ayudarnos a resolver lo que nos aqueja en nuestro presente.

Es posible que las estrategias de Mandela, sus pasos por la conciliación y la búsqueda del respeto para las mayorías, resulte un escenario que nos interese a todos.

Esa fue la sensación y la verdad, que nos parece puede haber surgido de ese encuentro en la mañana del viernes, con  Richard Camacho, encargado de Cultura del Municipio, Dennis Miraldo (Casa Pocaterra, Cultura de la Alcaldía de Valencia), el cronista Armando Alcántara, Antonio, coordinador de esa Casa de Cultura y los otros amigos presentes, incluida una niñita pequeña rodeada de adultos, sentada en primera fila.

Y que las palabras: No se las lleve el viento.

Laura Antillano

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.