Las manías de Howard Hughes: todo sobre la locura de «El Aviador»

Las manías que se ven de Hughes en "El Aviador", no son menos que las de la realidad.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.- Las manías de Howard Hughes, a pesar de alterarlo, nunca impidieron el éxito del mismo.

Sin embargo, antes de explorar todos sus problemas es necesario saber quién era Hughes.

Seguramente lo habrás visto encarnado por Leonardo DiCaprio en El Aviador, y es que sus mañas no eran menos de cómo lo plasmó Martin Scorsese.

No nació en una cuna de oro, sino en una de oro, diamantes y rubíes, pues su padre era un exitoso empresario.

Fundador de Hughes Tools, inventó un taladro extractor de petróleo que revolucionó la industria.

Seguidamente, el negocio petrolero tuvo boom en California, y por eso se mudó de Houston a Los Ángeles.

 

 

Un genio precoz

Antes de conocer las manías de Howard Hughes es importante conocer su increíble genio.

De joven dio señas de un talento precoz y encerrado en un taller que le regaló su padre, a los 11 años inventó el primer aparato de radio de onda corta de Houston.

Luego a los 13 años cuando su padre se negó a regalarle una motocicleta, Howard construyó una él mismo.

Más tarde, Hughes tomaría clases de vuelo en contra de la voluntad de sus padres, iniciando así su más grande pasión.

Sus padres fallecieron cuando tenía 18 años, y aunque debía heredar su fortuna a los 21, apeló y se hizo con todos los millones de su padre y empezó a realizar todas sus “locuras”.

Origen de sus manías

Además de sus muchos logros, Hughes era reconocido por ser un tipo de hábitos peculiares.

Entonces, ¿Cómo alguien con tal genio se puede volver tan “loco”? A continuación una serie de posibles factores:

Su sordera

Desde niño fue bastante sordo y se le dificultaba escuchar las conversaciones alrededor de él.

Es por ello que llevaba a cabo la mayoría de sus negocios por teléfono ya que así escuchaba mucho mejor.

La sífilis

Cuando tenía alrededor de 28 años contrajo sífilis y en sus últimos años estuvo plagado por neurosífilis, cuya marca es la degeneración de las células cerebrales.

Sus accidentes

Sufrió varios accidentes mientras piloteaba y esas heridas y traumas sufridos pudieron traer como resultado daño cerebral.

Su adicción

Como Hughes rehuía del tabaco y el alcohol, se veía forzado a tomar medicamentos para mitigar el dolor. Eso lo convirtió en adicto a la codeína, una droga “mata-dolor”.

 

manías de Howard Hughes
Las manías de Howard Hughes: los orígenes de la locura de «El Aviador»

 

TOC

Finalmente llegamos al punto clave para comprender la imposibilidad de que Hughes llevase una vida normal.

Él quedó progresivamente atrapado en lo que hoy conocemos como trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

Tomando en consideración que su madre lo había criado inculcándole una limpieza y aseo casi obsesivos.

Las manías de Hughes

1. Desarrolló una obsesión por los gérmenes. Se rehusaba a cortarse el cabello, las uñas, y a veces, aguantaba todo el día ingiriendo una sola comida.

2. Se encerró en una suite alejada del mundo, una habitación con cortinas negras.

3. Para mantener su privacidad, se obsesionó con que nadie supiera dónde estaba. En sus últimos años se movía abruptamente de un lugar a otro.

4. Se la pasaba muchas horas haciendo pequeñas pilas de cajas de Kleenex, para luego separar dichas pilas.

5. Ordenaba a través de memorándums, que excedían las cinco páginas, cómo se le debía entregar su comida: en bolsas plásticas, encerradas en una vasija hasta por dos años.

Sus chóferes debían ponerse guantes blancos de hospital cuando le traían las bolsas.

Hughes extraía entonces la comida, casi siempre barras de chocolate Hershey y leche, con su mano envuelta en Kleenex.

6. También mandaba memorándums para estipular cómo se le entregaban las revistas: siempre se le daban 3 copias de la misma revista. Hughes las agarraba con sus manos y brazos envueltos en papel como una momia egipcia.

7. Así, delicadamente, quitaba la revista del medio de sus compañeras. Repetía, repetía y repetía instrucciones en el sentido de que los otros ejemplares se tenían que quemar.

Lee también: Candle Cove: el misterio del show infantil que te quitará el sueño

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.