Muerte de Gonçalves consterna al Dakar y se cancela etapa de motos y quads

A Paolo Gonçalves se le conocía como “Speedy” no solo por su gusto por la velocidad cuando iba montado en la moto, sino también por su baja estatura, en un símil con el ratón de dibujos animados Speedy González.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
dakar-Notitarde
Durante la última década Paulo Gonçalves fue el mayor exponente del motociclismo de Portugal. Foto: Agencias

Notitarde.- Muerte de Gonçalves consterna al Dakar y se cancela etapa de motos y quads.

El portugués Paulo»Speedy» Gonçalves  falleció este domingo en un accidente durante la séptima etapa del Dakar. Era uno de los motociclistas más queridos y respetado de la caravana del rally más duro del mundo por su inagotable amabilidad, solidaridad y carácter afable.

La consternación se apoderó del Dakar con la muerte del piloto portugués de motos (Honda), uno de los miembros más queridos y respetados de la caravana, que fue víctima de un fuerte accidente en una de las etapas de más velocidad que se recuerdan en el rally.

El fallecimiento de Gonçalves, de 40 años, dejó en un segundo plano la nueva victoria de etapa en coches del español Carlos Sainz (Mini), que volvió a aumentar mínimamente su ventaja como líder, y la primera en esta edición del rally del argentino Kevin Benavides (Honda) en motos.

El campamento del Dakar en Wadi Al Dawasir, lugar de llegada de la séptima etapa, se quedó en silencio al conocerse el fallecimiento de Gonçalves, primera víctima mortal del rally en cinco años, desde que en 2015 falleció el polaco Michal Hernik por deshidratación.

‘Speedy’ Gonçalves, que corría su decimotercer Dakar, fue víctima de una fuerte caída y un gran impacto en la cabeza, durante un tramo en un camino de tierra plano que invitaba a ir a gran velocidad.

«Recibimos una alerta de una fuerte desaceleración y a continuación una parada brusca de la moto de Paulo», explicó el francés David Castera, director del rally.

Price se «sacrificó» por salvarlo

El primero en auxiliar a Gonçalves fue el australiano Toby Price (KTM), ganador del último Dakar, que, a pesar de que peleaba por ganar la etapa, se detuvo, hizo la llamada de emergencia y acompañó a su rival más de una hora junto a los médicos.

Los especialistas encontraron al luso inconsciente y con una parada cardiorrespiratoria, intentaron reanimarlo sin éxito y luego lo trasladaron por vía aérea al hospital de Layla (Arabia Saudí), donde solo se pudo certificar su muerte.

Antes de que se lo llevasen, también se detuvo el argentino Kevin Benavides (Honda), a pesar de que había marcado los mejores tiempos en los primeros parciales de la etapa, pero el tiempo empleado en interesarse por el piloto luso le fue compensado después y por eso terminó ganando la etapa.

Lo mismo ocurrió con Price, que terminó cuarto al compensar el tiempo detenido al lado de Gonçalves. El australiano, capaz de haber ganado el Dakar el año pasado con una muñeca rota, se quebró al llegar al campamento, sin poder decir palabra, todavía conmocionado por el estado en el que había encontrado al portugués.

250 kilómetros en ‘shock’

La escena también hizo descentrarse al resto de pilotos que pasaban luego por ese punto, como la española Laia Sanz o el chileno Ignacio Casale, líder del rally en quads. «No me he podido concentrar. He venido todo el tiempo pensando en eso», indicó Casale, que hizo 250 kilómetros conmocionado por el accidente.

Entre esos pilotos también estaba el portugués Joaquim Rodrigues (Hero), cuñado de Gonçalves, que también abandonó el rally, completamente desolado y desconsolado en mitad del desierto.

Te puede interesar: Nadal, Djokovic y demás estrellas de la ATP donan dineral a Australia

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.