No nos cansemos de hacer el bien

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Jeickson Portillo
Jeickson Portillo, Secretario Nacional de Organización de El Cambio

Nos golpea el alma, observar en los barrios y zonas más vulnerables, cómo gran parte de la próxima generación está siendo afectada por la malnutrición, a causa de esta crisis que agovia a nuestra nación.

Durante una reciente jornada social este mes donde atendimos, junto a Javier Bertucci, problemáticas de una comunidad de la Parroquia Miguel Peña en Valencia, se encontraba un jovencito con notoria necesidad económica, como muchos en el lugar. En medio de la asistencia que comprometidamente se le brindó, indagamos un poco sobre sus datos personales, encontrándonos con la sorpresa: Su edad es 16 años, aunque su aspecto y estatura era de un niño de 11.

Al preguntar las edades a los otros jovencitos que le acompañaban, con características físicas similares en contextura física y baja estatura, varones y hembras, respondían tener entre 15 y 16 años de edad. Evidentemente no cuenta con la alimentación adecuada, ni con la posibilidad de salir facilmente de ese cuadro tan crítico y vulnerable. En medio de esta terrible realidad ¿Podrán culminar sus estudios? ¿Quién apoya a la próxima generación?

Las probabilidades para nuestros niños y jóvenes son remotas, por sus carencias económicas y dificultad para cubrir los gatos que implica estudiar, por su debilidad nutricional que afecta su desempeño cognitivo, la necesidad de aportar para su casa, haciendo muy probable la deserción escolar para buscar un oficio que le permita obtener dinero. Esta es la realidad de muchos en nuestros barrios. Es el gris panorama nacional, una afectación que compromete el futuro.

Ante esto, hago hoy un llamado a la solidaridad. Desde nuestra organización, voluntarios se agrupan para dar de comer a otros. Cualquiera puede decir que eso es algo que le corresponde al gobierno; pero ¿Acaso el amor por el prójimo y la construcción de un país no nos obliga a todos a ayudar?

Te invito a unirte a esta iniciativa que estamos llevando en nuestras comunidades, de dar comida a los más desprotegidos, o al menos, cada vez que se te posibilite, ayuda a otro. No se trata de ver si la otra persona merece o no ser ayudada, sino de ver que lo necesita. Como Jesucristo enseñó: Trata a las otras personas, como quisieras que te trataran a ti.

No seamos parte de la minoría que no aporta. Estamos en un mundo donde hay gente que ve a otro sufrir, y en vez de sacar algo de ayuda, sacan el smartphone para grabar al sufriente para difundir por redes sociales la escena, y luego, criticar, decir una cuántas palabras emotivas, y finalmente, seguir el camino, creyendo que de esta manera mejorarán algo. No seamos como este grupo, por el contrario, que nuestras críticas y protestas vayan acompañadas de acciones de bien que nos diferencien de aquellos que causan daño o simplemente se hacen los indiferentes ante el dolor de otro.

Ayudemos y amemos. Haciendo esto, aportaremos al país y por consiguiente nos ayudamos a nosotros mismos. Que el ambiente político no empañe nuestro mover de solidaridad y amor por Venezuela.

Jeickson Portillo – Secretario Nacional de Organización El Cambio

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.