Alejandro Feo La Cruz: Las Fake News del Covid 19

Alejandro Feo La Cruz - Notitarde

En estos días una persona a quien quiero y respeto mucho, pero que no mencionaré para evitar que se moleste conmigo, emocionado me dice: “listo lo del Covid. Ya Trump lo anunció. Una vacuna del laboratorio Francés X, que a las 3 horas de colocada incluso un paciente infectado se recupera inmediatamente.” Por su puesto me extraño que una noticia tan importante no fuese primera plana en todos los portales de noticia.  De inmediato procedí a hacerle el test de veracidad a la información para descartar mi sospecha de que fuese un Fake News. Le pregunté a la persona donde leíste la información, la respuesta fue “en este grupo de WhatsApp de pura gente seria.”  ¿Pero cuál es la fuente? No estaba identificada la fuente.  Segundo elemento importante la fecha, no había claridad en exactamente cuando sucedió el anuncio, no había tampoco un vocero identificado y por último la prueba infalible, coloque en Google la información y ninguno de los portales serios de noticia habían publicado la noticia y si lo hizo algún portal desconocido.

Víctimas mortales de la pandemia

De igual forma en estos meses de cuarentena y movilidad restringida son muchas las personas con cierto prestigio, periodistas, políticos, comentaristas deportivos y líderes sociales que equivocadamente le han restado importancia al peligro del virus y hasta han bromeado sobre sus efectos nocivos para la salud. Paradójicamente algunos de esos personajes semanas después terminaron por ser víctimas mortales de la pandemia.

Las estadísticas “desmienten contundentemente”

Todos hemos recibidos mensajes tratando de convencernos de que con algún remedio casero subirás las defensas y estarás inmune al Covid, que si tomas ajo o miel y limón o con el simple consumo de vitamina C tú y tu familia estarán protegidos.

Incluso a comienzos de la pandemia se llegó a decir que en los países de clima cálido no teníamos que preocuparnos porque el virus no soportaría el calor.  Hoy las estadísticas desmienten contundentemente esa afirmación cuando ves que un país tropical como Brasil llega al segundo lugar mundial en número de fallecidos por efectos de la pandemia.

La situación es tan delicada que incluso la OMS ha acuñado el término de infodemia para referirse a la práctica de difundir noticias falsas o información incorrecta relacionada a la pandemia, dado que en el contexto actual la desinformación representa un problema más grave al tener la capacidad de poner en riesgo la salud e integridad de las personas. Desde que la circulación del COVID-19 se extendió a nivel global la desinformación promovió, entre otras cosas, que alguien con síntomas experimente con remedios que carecían de evidencia científica que demuestren su efectividad con la esperanza de curarse.

La viralización de información falsa

La viralización de la información falsa influye de forma directa en la conciencia colectiva y el problema está en la velocidad con la que se propaga, especialmente si su promotor, apoyándose en laboratorios la promociona y comparte desde múltiples cuentas y redes simultáneamente.

Según datos publicados por la Organización Mundial de la Salud, durante el mes de abril se subieron más de 360 millones de videos a YouTube bajo la categoría “COVID-19” y “COVID 19”, mientras que en marzo de este año unos 550 millones de tuits incluyeron los términos coronavirus, corona virus, covid19, covid-19, covid_19 o pandemia.

Las noticias falsas entorno a la pandemia han hecho circular desde noticias, mensajes, audios y videos en los que se afirmaba incluso la inexistencia del virus (lo que motivó que muchas personas ignoraran las medidas sanitarias), hasta la distribución de información sensacionalista que contribuyó al aumento del temor y angustia de las personas.

Otro tipo de noticias falsas alentaban a ignorar las recomendaciones realizadas por médicos, científicos y especialistas, al punto de que incluso reconocidos medios de comunicación se vieron influenciados por las Fake news y llamaron a hacer caso omiso a las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias, exponiendo aún más la salud e integridad de las personas. Tampoco podemos dejar de mencionar a aquellos que promovieron las corona partys con el absurdo objetivo de contagiarse y así supuestamente crear anticuerpos.

¿Qué podemos hacer para disminuir el impacto de las noticias falsas?

Es fundamental destacar que las consecuencias de compartir o dejarse llevar por información apócrifa puede derivar en consecuencias de mayor gravedad, ya no solo por las campañas malintencionadas que buscan robar información o violar nuestra privacidad, sino también por aquellas que afectan directamente a la salud como ocurre en este caso particular.

Debemos estar alertas y combatir los Fake news como usuarios responsables y conscientes de las posibles consecuencias de propagar este tipo de mensajes, es necesario verificar y comparar tanto las fuentes como la información misma antes de distribuirla.

Así que no podemos dejarnos llevar por información de fuentes poco confiables, las instrucciones son claras y sencillas. Lo mejor que podemos hacer es evitar el contagio con el distanciamiento social, uso permanente del tapaboca, lavarse las manos con mucha frecuencia y solo sal de tu casa si es necesario y respetando las medidas sanitarias.  Vamos a cuidarnos que todos somos necesarios.