Alejandro Feo La Cruz: Armisticio Petrolero

Alejandro Feo La Cruz - Notitarde

Luego de una encendida guerra del petróleo llena de posiciones prepotentes y torpes por parte de los líderes de las potencias petroleras del mundo, y de más de 30 días de precios en caída libre, estos mismos se dieron cuenta que sólo habría perdedores y urgía llegar a un acuerdo para establecer un cese de hostilidades que diera fin al conflicto, lo que en la guerra se denomina un armisticio y de esa forma evitar mayores pérdidas en medio de una crisis de dimensiones globales.

En un momento donde todas las economías del mundo están prácticamente paralizadas, limitadas a sólo servicios básicos y actividades esenciales, todos los productores tenían que hacer sacrificios importantes de reducción de la producción para disminuir la sobre oferta de petróleo que derrumbaba los precios.  Inicialmente, Moscú rechazó la propuesta de Riad de un acuerdo de recorte de producción, los Saudíes respondieron declarando la guerra de precios y saliendo a vender su petróleo a precios de realización.

La primera víctima de la guerra del petróleo fue la industria petrolera de los Estados Unidos, aunque esa potencia mundial hoy es el primer productor, seguidos de sauditas y rusos, el costo de producción es el más elevado sobre todo en aquellos campos que se han desarrollado en base al método denominado fracking y es insostenible con precios de menos de 40 dólares el barril.

Luego, aunque los de Putin hacían esfuerzos para soportar la crisis de precios, también comenzaban a generarles importantes déficits presupuestarios. Por último, Arabia Saudita que ciertamente son quienes tienen mejores costos de producción y más fortaleza para aguantar una guerra de precios, pero entendían que no tenía ningún sentido dejar de ganar en su producción por pura tozudez de sus competidores.

Con una caída del consumo de al menos un 30 por ciento, es necesario sacar del mercado un monto de barriles proporcional.  La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia acuerdan reducir cerca de 10 millones de barriles, mientras que Estados Unidos aportará una reducción de unos 5 millones y el resto del mundo productor alrededor de 5 millones de barriles. Ese es más o menos el resumen del acuerdo, con algunos lunares como Andrés López Obrador de México, pidiéndole a su vecino del norte que por favor lo ayude con parte del recorte que le correspondía, en un tono casi de limosnero, perdiendo la oportunidad de asumir como un líder mundial. Es decir, que los productores del mundo llegaron a un pacto de reducción por unos 20 millones de barriles de petróleo, algo verdaderamente sin precedentes y que será muy importante el compromiso de respetarlo dada la fragilidad del mismo, para que nadie se sienta traicionado y se desaten de nuevo las hostilidades.

Entre tanto en Venezuela, nuestra otrora potencia petrolera ni siquiera somos mencionados en las noticias, la producción está muy por debajo de la cuota OPEP y seguramente no tenemos que hacer ningún recorte. En las ciudades se sigue discutiendo si llegará la gasolina de México o de Rusia o si será verdad que la refinería El Palito fue activada.

@afeolacruz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here