Aquí nadie se rinde

Hubo un golpe parlamentario el pasado 5 de Enero en el cuál el PSUV y la Fracción CLAP, sin quórum, sin votos pero con mucha violenta, represión, llevaron a cabo con el mayor descaro. El régimen usurpador practicó tan burda estrategia con diputados vendidos que la comunidad internacional, incluyendo México, Panamá, Uruguay, Argentina y Bolivia (hasta hace poco socios de Maduro) expresarán su rechazo a tan grotesco acto.

Siembargo en  hora de la tarde, ese  mismo 5 de Enero, los diputados sesionaron en la sede de El Nacional, de conformidad con el reglamento de interior y debate que les faculta a sesionar en donde las condiciones mejor lo permitan (vale decir que el poder legislativo no es un edificio sino los diputados). Una vez en esas instalaciones, 100 diputados de los 167 votaron nominalmente por Juan Guaido, ratificando su líderazgo. La farsa quedó demostrada pero el régimen insiste, a través de sus medios de comunicación en lo contrario. No engañan  a nadie, salvo a la incompetente diplomacia Rusa que  cometió la imprudencia de reconocer a Parra “El Breve” como presidente de la AN sin verificar los hechos en el terreno.

Rubén Limas / Notitarde

El 7 de Enero pasó lo que tenía que pasar, los 100 diputados fueron al Palacio Federal y, junto al pueblo rompieron el cerco militar para sesionar en la sede oficial ¡Demostraron que son de Carne y Hueso! Fue un triunfo estruendoso, la fracción CLAP quedó desnuda y vergonzosamente salieron huyendo sin siquiera explicar a la prensa libre sus despreciables actos.

Nuestros diputados, los que no se venden, los honestos, nos demuestran que aquí nadie se rinde.

Hay dos moralejas en este incidente: 1) la dictadura tiene que aprender que la Voluntad General se respeta o se hará respetar siempre y 2) Vladimir Putin necesita mejores informantes y distintos interlocutores para no seguir pasando vergüenza global respaldando decisiones autoritarias.

Estas semanas serán de movilización,contacto directo con la gente, el pueblo debe superar la censura y estar informado adecuadamente de los acontecimientos. La dictadura sigue allí, debemos empujar todos juntos para abrir las puertas a la democracia.
Nadie dijo que sería fácil salir de estos seudo revolucionarios que han acabado con el país. Sí tuvieron dinero para comprar a diputados, pero no tienen para la  salud ni la educación que están en su estado más deplorable.

Todos somos necesarios en esa tarea, no desmayemos que aquí nadie se rinde.

Rubén Limas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here