Nahomi Desirée Tola Prada

POR QUE VENEZUELA ES RIESGOSA PARA EL COMERCIO MARITIMO INTERNACIONAL, AUNQUE ESTA ÁREA NO TENGA SANCIONES

Nahomi Desirée Tola Prada – Notitarde
Nahomi Desirée Tola Prada, columnista en Notitarde

Venezuela es un joven país en materia de Puertos y Derecho Marítimo, aunque tiene legislación y tribunales marítimos, existen muchas ambigüedades en la aplicabilidad en la práctica de las reglas estándares para las naciones de crecimiento en este sector del comercio internacional privado y público.

Sin ánimo de criticar más bien de aportar y construir, es necesario informar por qué nos consideran riesgosos en el área privada internacional las compañías de transporte internacional para convertirnos en puertos seguros y colocarnos en la lista de las rutas habituales tomando en cuenta que un buque mercante deja entre 1 millón de euros a 5 millones en las zonas portuarias dependiendo de la actividad, lo que genera crecimiento económico en todos los sectores que hacen vida directa o indirecta en esta unidad de negocios llamada PUERTO.

La República a pesar de tener 8 puertos de aguas tranquilas con capacidad instalada para atender clientes internacionales, que pasen en movimiento de cargas por estos mares caribeños más de 126 millones de contenedores año según La OMI y con pandemia solo mermo un 30 %, no tiene este negocio desarrollado por muchos factores entre ellos es por la valoración que hacen las empresas para evaluar sus rutas que son Tiempo de navegación, Riesgo y Costo.

Lo que refiere este escrito es el factor riesgo, que muchas personas ajenas a este sector piensan que es riesgo político y NO es así, nuestro país no ha cumplido con acuerdos internacionales muy sencillos como tener el certificado FAL que no es más que tener los manuales ISO en la empresa operadora de los puertos y una Taquilla Única para facilitar el tráfico marítimo; haciendo engorrosa las operaciones.

El riesgo a que se refieren las líneas marítimas internacionales que hace encarecer el flete y el seguro que tanto afecta el bolsillo de los venezolanos pues es simplemente que no se cumple la Ley de comercio marítimo Internacional y en plena operación portuaria de atraque de buques extranjeros le cambian el AGENTE NAVIERO  a las empresas internacionales que no entienden cómo funciona internamente el país; siendo esta figura quien atiende y representa jurídicamente a El buque o Armador frente a las operaciones portuarias que involucran la estiba de las mercancías y la responsabilidad legal del manejo de la misma, la atención al buque y su tripulación, y una de las cosas más importantes la seguridad de las personas que hacen vida laboral en esta cadena que es obligatoria en el marco del cumplimiento del Convenio Internacional SOLAS y cuya representación recae en la responsabilidad de cada actor portuario y marítimo, al parecer el hecho de poder cambiar el operador portuario hace que se confunda con EL AGENTE NAVIERO lamentablemente.

Tanto así que en la página de Bolipuertos el Agente Naviero está en un renglón conjunto al operador portuario, pregunto: Dónde está la excepción del artículo 32 de la ley de Comercio Marítimo el 28 y siguientes, esto es un error de desconocimiento operativo pero que hace que los clubes P&I o de seguros aumenten las pólizas de riesgos a precios altísimos que se reflejan en el costo del flete, esto es sencillo de corregir, lograr certificar a los Puertos Venezolanos y convertirnos en un destino es simple si se atienden estas debilidades, existen otros factores que en el siguiente escrito se mencionará, pero no somos un riesgo político sino operacional fácil de corregir.