SINSECRETOSCB: El Nuevo Carabobo

El Nuevo Carabobo.

La formal presentación. El pasado sábado se vestía de emoción, fervor y compromiso. La sede regional del CNE y todas sus zonas aledañas eran desbordadas por una verdadera e inquebrantable expresión popular. Se producía la formal postulación de las diferentes candidaturas que llevarán la compleja responsabilidad de ser los abanderados del partido PSUV, del Gran Polo Patriótico y de todas las diferentes expresiones chavistas y revolucionarias para los próximos comicios que puntual e inexorablemente se realizarán el 21 de noviembre. Los candidatos del Nuevo Carabobo cuentan con el blindado aval de haber sido seleccionados a través de cristalinos y abiertos procesos internos, donde el común, el ciudadano, perteneciente a los más diversos sectores de la región, pudieron elevar su voz a través del insustituible instrumento del sufragio e incorporarse definitivamente en el fascinante sendero de diseñar el futuro de esta histórica entidad federal. Era la postulación ante el máximo órgano comicial de la candidatura de Rafael Lacava, protagónica referencia e irreemplazable guía que ha gestado en los últimos 4 años esta dinámica y moderna noción del Nuevo Carabobo. Lacava ha convocado, sin reserva o complejo alguno, a todos y cada uno de los carabobeños, porque considera fundamental su concurso y participación en la concreción de todos los proyectos, programas y planes que le terminaran de otorgar su debido esplendor a esta bendita tierra. La segura reelección de Rafael Lacava el próximo 21N se constituye en la continuidad de su propio paso, es tener la segura sensación de observar, con sobrado orgullo, a Carabobo, como nunca antes, convertida en principalísima referencia dentro del contexto y escenario nacional. El futuro de Carabobo se exhibe con innegables rasgos de honor y gloria. Será la permanente huella y estremecedor legado que dejará Rafael Lacava a este entrañable territorio que en cada una de nuestras almas adquiere la exacta dimensión de ser un verdadero itinerario que ha orientado nuestras propias vidas.

La segura reelección. El 21N acudiremos a sellar ese ineludible compromiso con el porvenir del Nuevo Carabobo. El pasado 8A se gestaba la más clara señal de la voluntad del ciudadano en reconocer el tránsito gubernamental que ha llevado adelante Rafael Lacava. Un impresionante caudal humano abarrotaba, hasta altas horas de la noche, los diferentes centros de votación que fueron habilitados para un proceso interno del PSUV, cuya dirección nacional, su comisión electoral concedieron la oportunidad para la abierta asistencia del común. Atrás quedaban rezagados los porcentajes de eventos eleccionarios de carácter nacional, regional o local. Recintos electorales ubicados en zonas que eran afectas al sector opositor fueron desbordados por la conciencia de un colectivo, impecablemente organizado, que no solo ha entendido la importancia de la prolongación de una eficaz gestión de gobierno a cargo de Rafael Lacava sino que igualmente nunca sucumbieron ante el burdo chantaje o grosera intimidación por parte de una dirigencia opositora que yace inerte y derribada por sus propias contradicciones, que no han tenido ni siquiera la básica vocación de reinventarse y confeccionar propuestas que puedan calar en el ánimo de su otrora seguidor. La inmediatez es el pesado fardo que los ha condenado, la aventura de transitar oscuros atajos los condujo irremediablemente a su propia desdicha. Es esa misma clase política que en diciembre pasado llamaba a la abstención bajo el dramático lema “Salva a tu país, salva a tu familia, preserva tu vida y no votes en las elecciones parlamentarias” y en la actualidad, en medio de una vergonzosa rebatiña, aderezada con improperios e insultos, pretenden exhibirse como confiables candidatos. Por ello es que el 8A se constituyó en la incondicional apuesta de todo un pueblo para continuar en la búsqueda de esos medulares puntos de encuentro, de coincidencia que desde siempre ha proclamado Rafael Lacava y que jamás cesará en el terco y necesario ejercicio de extender su mano para acometer conjuntamente la crucial tarea de optimizar la calidad de vida de todos los carabobeños.

Vamos por todo. En el mismo acto de formal postulación de Rafael Lacava como abanderado del Nuevo Carabobo para su segura reelección, fueron presentados igualmente un calificado plantel de candidatos a las diferentes alcaldías de nuestro territorio, en sus alforjas llevan la responsabilidad de ser la extensión natural y política de esa moderna noción que ha impregnado Rafael Lacava. Los competentes abanderados municipales son: Lorenzo Remedios en Bejuma, Ángel Bilbao en Carlos Arvelo, Teresa Torres en Diego Ibarra, Johan Castañeda en Guacara, Pedro Suarez en Montalbán, Alirio Sánchez en Juan José Mora, Juan Carlos Betancourt en Puerto Cabello, Diego Corrales en San Joaquín, Eduardo Sequera en Miranda, Mervelis Moreno en Los Guayos, Ana González en Naguanagua, Marcos Campos en San Diego, Oscar Orsini en Libertador y Julio Fuenmayor en la ciudad capital, en Valencia. Y es que el 21N vamos con todo y vamos por todo, no solo será la categórica victoria en la gobernación, sino que este rotundo e inédito triunfo de Rafael Lacava quedará refrendado con la obtención de las catorce alcaldías que se extienden a lo largo y ancho del territorio carabobeño. Aquí nadie se rinde, nos aguarda un promisorio futuro, seremos protagonistas de nuestra propia historia. Y esa es la verdad.