Dr. Van Helsing Cazavampiros 

Julio Castellanos Papel Tapiz - notitarde
Julio Castellanos / Notitarde
Cuando Drácula apenas comenzó a verse en el horizonte como la continuación en Carabobo del gobierno de Maduro y su ola de destrucción institucional que hoy padecemos, el Dr. Rubén Limas continuaba  su incansable recorrido por  Carabobo para derrotar la desesperanza. Recuerdo que visitó Puerto Cabello y en un video, profético visto en retrospectiva, mostraba a una concentración adeca como se veía la sede de la alcaldía de ese municipio (descuidada, con vidrios rotos y demás) diciendo, palabras más, palabras menos, que eso nos esperaría a todo el Estado si los destructores  lograban su propósito.
En su momento, su precampaña  electoral del 2016 despertó el entusiasmo de los adecos y de muchos independientes, no obstante, a la hora de definir una candidatura unitaria, el consenso entre todos los partidos no lo benefició. Pudo haber ocurrido que, si fuese una persona mezquina, la frustración lo hiciera retraerse de la lucha. Al contrario, se sumó inmediatamente a la campaña unitaria como un soldado más. Sabía, como pocos, lo mucho que Carabobo podía perder con Drácula en el Capitolio.
La derrota electoral sufrida por los demócratas, fruto del ventajismo y la abstención  provocó la desmovilización.
Sin embargo, Rubén Limas no bajó la guardia. Al tiempo en que Drácula llenaba de murciélagos al estado, nuestro Dr. Van Helsing recorría cada comunidad, denunciando obras Inconclusas, uniendo voluntades, promoviendo la protesta y, además, dedicando tiempo a la reflexión política a través de sus atinados artículos de opinión. De hecho, sus escritos han mostrado que es un dirigente progresista, comprometido con causas de avanzada, promoviendo políticas públicas para reducir la pobreza, fomentar la inclusión femenina, el desarrollo económico y el diálogo tripartito.
Hoy el Dr. Limas es una referencia política imposible de ignorar en Carabobo. Su personal marca de fábrica es la persistencia. Es una lástima que nuestro contexto autoritario no se preste para que se den debates entre los aspirantes a cargos públicos, a más de uno veríamos recoger su gallo muerto delante de un dirigente tan equipado con datos estadísticos, experiencia práctica y curtida vocación comunitaria. Nuestro Dr. Van Helsing es quien vencería a Drácula con su mejor estaca: los votos.
Claramente, no es momento para campañas electorales extemporáneas, de hecho, escribo este artículo seguro en contra de la voluntad de Limas. Para él, lo importante es desmotar, junto con todo el liderazgo democrático nacional, al régimen usurpador. Rubén Limas tiene mucho futuro en Carabobo y eso es esperanzador, este estado merece gente decente y formada en el poder. No lo digo yo, lo dice la realidad, recorro comunidades que preguntan por él. Incluso, nacionalmente, como quedó demostrado en el evento sindical efectuado en la zona industrial de Valencia y en un evento de masas en Mérida recientemente, las palabras retadoras de Rubén Limas son auspiciadoras: “Si se levanta Carabobo, se levanta Venezuela”.
#PreparateDrácula
#LlegóElDoctor
#LlegóVanHelsing
Julio Castellanos / jcclozada@gmail.com / @rockypolitica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here