El Monje de Camoruco

Algunas evaluaciones de la administración Trump sobre Venezuela

El Monje de Camoruco – Notitarde

Algunas evaluaciones de la administración Trump sobre Venezuela

Desde el punto de vista de analistas nacionales e internacionales, a la administración de Donald Trump, le faltó mayor coherencia en lo que se refiere a tratar de lograr el objetivo de la salida de Nicolás Maduro del Palacio de Miraflores, independientemente de que esas actuaciones terminaran cohesionando a factores importantes en torno a quien fue visto como la víctima de la película.

Ya es común leer en los medios internacionales que las sanciones impuestas desde el país del norte han resultado mucho más perjudiciales para la gran mayoría del pueblo venezolano, que para  los funcionarios gubernamentales.

Otro señalamiento que se hace a la estrategia norteamericana, es el hecho de haberse nucleado en torno a Juan Guaidó y al llamado G-4, lo cual cerró de manera inmediata las puertas a otros importantes sectores que hacen vida dentro de la oposición en Venezuela y que también anhelan un cambio de gobierno; esto, sin dejar de mencionar, la poca o nula capacidad que han tenido quienes integran el interinato para lograr una comunicación real, eficaz y efectiva con el sector militar e intentar convencer a sus integrantes de la  importancia que para lograr el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres, tiene la Fuerza Armada Nacional.

Pero no todo ha sido desaciertos en esta trama, si hay algo que no se puede negar es que gracias a las gestiones de la administración de Donald Trump, Juan Guaidó fue reconocido por más de 50 países, todos en su mayoría, aliados del gobierno norteamericano por lo que la posición de Guaidó de adelantarse a felicitar a Joe Biden, fue duramente criticada incluso por los más cercanos miembros de su entorno, quienes insistieron en que se debió guardar cierta prudencia y más cuando todavía el “Catire” Trump continuaba su batalla por demostrar que había ganado las elecciones y que fue víctima de un monumental fraude.

Por otro lado, las acciones de Trump lograron el aislamiento internacional de Maduro y su gobierno, a la vez que impulsaron acciones para dejar en evidencia la presunta violación de derechos humanos y la consolidación de un grupo militar integrado por hombres y mujeres de algunos países que estarían dispuestos a participar en cualquier tipo de maniobras que con la excusa de supuestas ayudas humanitarias se pretendan ejecutar bajo las órdenes del llamado Comando Sur. ¡Amanecerá y veremos!

Las molestias de Nicolás

Desde los pasillos del palacio de Miraflores nos hacen llegar la información de la gran molestia que presuntamente tiene Nicolás Maduro por la manera como se manejó la campaña del Psuv y sus partidos aliados para las elecciones parlamentarias que se efectuarán este domingo 6 de diciembre.

Según las fuentes rojas rojitas, Nicolás supuestamente esperaba que esta campaña sirviera para reunificar las fuerzas revolucionarias, en el entendido de cada uno de los gobernadores y los alcaldes entendieran que la campaña de los aspirantes a diputados; era a su vez, la precampaña para la reelección de los mandatarios regionales y municipales, situación que por cierto, no fue interpretada de esa manera por los personajes en cuestión, llegándose incluso a casos en donde se ha podido observar unas que otras diferencias entre estos funcionarios y los candidatos postulados para diputados. ¡No hay peor ciego que aquel que no quiere ver!

¿Dónde están los reales Sr. Storey?

El pasado día miércoles 25 noviembre 2020, estuvo en el programa “La Tarde” del canal NTN24, el embajador de Estados Unidos para Venezuela, James Storey, y en una de sus declaraciones dijo que los Estados Unidos han “invertido” (lo remarcó) UN BILLÓN DOSCIENTOS MIL Dólares en Venezuela, a través de las ayudas. Las grandes preguntas son: ¿Quién o quiénes han administrado esos fondos? y ¿Cuál es el organismo que se ha encargado de auditar el manejo que se le ha dado a los mismos?

Hasta la próxima semana apreciados lectores.

Por Sergio Márquez Parales