FARANDULAZO: ¿Se acuerda de la serie The Munsters?

FARANDULAZO - Notitarde
Vicente Gramcko, columnista en Notitarde

La década de los sesentas fue prodigiosa, no solo en música y moda, también en una enorme y rica variedad de series de televisión que cautivaron al mundo. Una de ellas, “The Munsters”, continúa acaparando la audiencia cada vez que se repite en algún canal retro y sigue siendo motivo de conversación entre quienes la vieron.

La serie fue elaborada entre los años de 1964 y 1966; pero, en nuestro país comenzó  a verse a principios de 1967. Recuerdo que la promoción la anunciaba como una serie de terror: una manera curiosa de llamar la atención para un programa que más bien era de humor blanco. Nuestra madre nos prohibió verla el día del estreno (la transmitían los lunes a las siete y 30 de la noche); pero, al día siguiente los compañeros del colegio me contaron la situación, entre risas y burla. De ahí en adelante, nos permitían seguirla.

En algunos países fue conocida, como La Familia Munsters, Acá era, sencillamente, “Los Monstruos”. En realidad, es una telecomedia estadounidense que muestra la vida hogareña de una familia de monstruos de “buen corazón”, cuyo ambiente estaba en la onda de otra serie de moda en ese entonces, sobre una familia de corte similar: “Los locos Addams”.

Los Munsters, que era el apellido de la familia, tenían el físico de algunos de los monstruos más emblemáticos del cine de esos años, como por ejemplo Frankenstein (el padre de familia, encarnado por el actor Fred Gwynne, llamado Herman Munster: un monstruo bonachón que trabajaba como chofer de una carroza fúnebre, fiel amante de su esposa y su hijo,.

La otrora actriz seductora del cine de los años 50, Yvonne De Carlo, trabajó como su esposa vampiro, quien usaba un espeso maquillaje que impedía ver cómo lucía en realidad en esos momentos. Se consideraba un ama de casa normal, aunque en realidad era un “cadáver en vida”, que tenía varios siglos.

Al Lewis  era el abuelo, el vampiro callejero que disfruta haciendo experimentos y pócimas en su laboratorio del sótano de la antigua y lúgubre casona que habitan, en medio de una urbanización de hermosas residencias. Lewis y Gwynne habían protagonizado otra serie también de gran éxito, al principio de los sesenta, como lo fue “Patrulla 54”.

El programa lo completaban el niño Butch Patrick, como Eddie Munster (medio vampiro y medio hombre lobo), hijo de la pareja: y la hermosa Beverley Owen (luego reemplazada por Patrick Priest, después del capítulo 13) quien protagonizaba a la sobrina adolescente cuya “fealdad” la convirtió en la “marginada” de la familia.

Los que deseen ver un capítulo completo de la serie, pueden hacerlo a través del siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=yUXwUqLOLAo

Y hasta aquí por hoy. Cualquier comentario al correo periodistavicente12@gmail.com

Por: Vicente Gramcko