Laura Antillano: Lo virtual en primera plana 

Laura Antillano - Notitarde

Nos habituamos a ver las colas para la gasolina, y el paisaje de los tapabocas y las distancias. Pero es importante conservar lo valioso del humor nuestro, el sentido de simpatía a flor de piel, las sonrisas (que ahora tapa el tapabocas) , y sobre todo la capacidad de “echar pa’ lante”, sabiendo inventar lo que sustituya lo que no hay.

Añoramos muchas cosas, justo como esas sonrisas y los abrazos, el contacto físico y las presencias, la risa, el cariño expresado a través de tanto. Pero no nos dejamos vencer.No es un asunto de Venezuela, es un problema ya del planeta la presencia y la devastación por el virus impostergable.

Entonces hay que aventurarse en redes sociales a  participar en una serie de actividades interesantes, cuyas propuestas vienen y van por diferentes canales de comunicación.

El amigo Salvador Feo La Cruz en un mago en enlazar efemérides, conectar literatura, plástica y música, recordarnos gente cuya producción bien vale conocer en todas esas áreas, y hacernos ver que las instituciones, aquí y en el mundo, no dejan morir sus eventos consuetudinarios, sino que los transforman para que a través de la tecnología y las redes sociales, los podamos presenciar.

El profesor José León Uzcátegui y otros de sus colegas, participó en la organización de un evento de este tipo, que conectaba la salud mental con este presente difícil del coronavirus. El Primer Congreso Mundial de Educación 2020 se efectuara igualmente por medios virtuales en septiembre; la Torre Eiffel es iluminada  en París en homenaje a quienes han fallecido por culpa del virus y se transmite a través de un video lleno de símbolos sentimentales, el Festival de Cine y la entrega de Premios de la Academia  de Ciencias y Artes Cinematográficos de Venezuela se hará hoy on line, y así sucesivamente.

Tenemos que estar pendientes, en comunicación por redes sociales, igual que lo estamos de familiares y amigos por las mismas vías.

Sabemos que desgraciadamente hay que ampliar las posibilidades de acceso a estos medios virtuales (creo que las canaimitas han sido un gran buen ejemplo al respecto), y que los problemas económicos inciden en la imposibilidad, con frecuencia, de tal cosa. Esa es una de las circunstancias por las cuales hay que  insistir más en la sustentación de la economía. Recurrir a los amigos, a la familia que tiene acceso, mientras carecemos de esta instancia, debe ser un medio temporal de asociación al logro.

El hecho es que es importante que todos los eventos, como la periodicidad del insumo que proporciona la educación sistemática, no pueden faltar, y es a través de estas “novedades” que podemos seguir interactuando.

Así que hoy hay que revisar y disfrutar de los eventos que están circulando y aprender a disfrutarlos igual desde pantallitas o pantallotas, pero sintiéndonos parte de todo ello, y descubriendo nuevas herramientas para la vida del futuro. Nos toca.

Por: Laura Antillano