Laura Antillano: Por un buen 2021

Laura Antillano - Notitarde

Acaban de terminar las festividades tradicionales de diciembre, con la bajada de los tres Reyes Magos y mientras, consideramos el día de mañana para recoger el Nacimiento y el entorno de detalles navideños del espacio familiar, pensamos en la entereza, la fuerza de ánimo y las implicaciones espirituales, en este inicio de Año Nuevo, considerando todas las dificultades que hemos confrontado en el finalizado 2020, año que nos será muy difícil de olvidar a una buena mayoría, por no decir a todos.

El hecho es que tratamos de considerar este 2021 como un tiempo de paso adelante, donde las vacunas contra el coronavirus tendrán un papel preponderante, del mismo modo de que se dé la posibilidad de que todos tengamos un poco de mayor conciencia en la consideración de lo importante de mantener las medidas preventivas contra el contagio en términos de pensamiento en colectivo.

Ya tendríamos que saber, y de sobra, que depende de nuestras prevenciones y el cuidado vigilante de los trabajadores de la salud, el que salgamos adelante.

Las circunstancias siguen siendo difíciles y cantar victoria no es precisamente una respuesta cercana a la realidad. Nuestras costumbres en general, sobretodo en nuestro caso como latinoamericanos, caribeños, gente simpática y dicharachera, amorosos y con disposición a la socialización, nos hace difícil asumir cotidianamente el distanciamiento unos de otros, pero…el virus lo requiere o mejor dicho: impedir el contagio y proteger la salud de todos lo amerita.

Y aun así y con todas las dificultades que se sumaron en este difícil fin de año, la simpatía, el cariño y la alegría produjeron montones de modos de comunicarnos, evidenciando esos deseos que dejaron en evidencia el cariño, los actos intercambiados llenos de ternura, y la  confirmación de la amistad y el amor como referentes naturales de lo mejor de la naturaleza humana.

Esperemos pues, con valentía y buena disposición, que en este 2021 podamos ir superando las más graves dificultades con el empeño de todos, en una atenta disposición a compartir, aun con quienes podemos tener diferencias en circunstancias. La unión en mayorías hará la fuerza, con las previsiones y cuidados necesarios, que nos darán la posibilidad de triunfo sobre hechos y circunstancias tan graves como esta inesperada pandemia.

Mis saludos afectuosos y los mejores deseos para todos los lectores.

Laura Antillano