Paola Brett: Remesas de vida en pausa

Remesas de vida-Notitarde
México, es el cuarto país del mundo que recibe gran cantidad de dinero a través de remesas. Foto: Agencia.

Notitarde.- Paola Brett: Remesas de vida en pausa. El mundo se ha paralizado con la pandemia del coronavirus, y con él la economía.

En las últimas semanas la tasa de desempleo llegó a niveles que nunca se imaginaron. Estados Unidos, según informó el Departamento de Trabajo estadounidense; presentó en la semana final de marzo de este año, más de 6,6 millones su solicitudes de ayuda de ciudadanos, tras haberse quedado sin trabajo.

Con estas nuevas cifras, el total de personas que solicitaron apoyo por desempleo en dos semanas se elevó a unos 10 millones de personas.

Al igual que los Estados Unidos, la mayoría de los países del mundo se encuentran en una situación similar; donde el mercado económico no está en las mejores condiciones  y por ende el desempleo aumenta.

Al incrementar el desempleo, surgen diversos puntos preocupantes para la sociedad; uno de ellos es ¿Cómo afectará la situación generada por el Covid-19 a los inmigrantes?

El coronavirus y la migración 

Según informó a ONU en el 2019, alrededor del mundo existen aproximadamente 272 millones de inmigrantes; quienes dependen de su trabajo para cubrir gastos como el arriendo y la comida; a veces no sólo de ellos, sino también la de sus familias en su país de origen.

En este sentido, en distintas naciones del mundo, una de las principales fuentes de ingreso para las familias, son las remesas; y estas no sólo representan un apoyo para cada núcleo familiar, sino que también ayudan a mantener la economía del país.

Un buen ejemplo de ello, es México, que es el cuarto país del mundo en recibir la mayor cantidad de dinero a través de las remesas.

El país Azteca, obtuvo en enero del 2020, unos 2582 millones de dólares en concepto de remesas enviadas, lo que representó un aumento del 5.18 %, según informó EFE.

Remesas de vida

Asimismo, Venezuela también forma parte de esos países que mantienen su economía a través de remesas enviadas por los más de 4 millones de venezolanos que están en el exterior, según informes de ACNUR.

Gracias a las remesas, un gran número de venezolanos pueden realizar sus compras mes a mes; así como también, muchos decidieron invertir en el país y crearon microempresas, que ayudan al mantenimiento de la economía nacional.

En torno a esto, Datanálisis calculó que en 2019, el 30% de los hogares venezolanos, indicaron recibir remesas de familiares del exterior.

Según los cálculos de esta misma empresa, el monto total de remesas que recibió el país el año pasado por núcleo familiar, se ubicó entre los 2.000 y 2.500 millones de dólares.

Al no tener Venezuela los ingresos de las remesas, la principal consecuencia que esto podría generar, es la afección de la calidad de vida de la población venezolana; en cuanto la posibilidad de compra, tanto de un núcleo familiar o de aquellas microempresas que adquieren mercancía con ese capital.

Las medidas de prevención implementadas en Venezuela, que incluyen en ellas el confinamiento; ha generado que los empleos y la seguridad económica de cada individuo tengan una recesión.

Por su parte, dilucidar cuáles serán las consecuencias que esta situación puede causar a largo plazo en la economía del país, es poco probable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here