Rubén Limas: A los compañeros y compañeras de AD y opinión pública

Rubén Limas - Notitarde

A los compañeros y compañeras de AD, opinión pública en general, me veo obligado a darle tratamiento público a los recientes acontecimientos.

Me dirijo a ustedes para fijar mi posición en relación a las fotos difundidas ayer por las redes sociales, que han generado reacciones de toda índole e intentos de descalificación hacia mi persona.

Ayer Bernabé Gutiérrez vino a Carabobo a hablar conmigo sobre su posición política, tal como él lo ha anunciado de manera pública y privada que lo hará con las distintas seccionales del país. Además me pidió que lo acompañara a visitar a su hermana (la cual ha sido mi paciente, como otros miembros de su familia, por más de 15 años) y él, amigo de más de 20 años. De allí sale la foto, a cielo abierto que nos tomaron. No andábamos escondidos, ni huyendo a plena luz del día.

Mi posición política en todo este asunto que tenemos por delante, es la misma que expresé en la reunión de Secretarios Generales del país que se dio recientemente en Caracas, donde nosotros fijamos posición sobre las elecciones parlamentarias:

  1. Dije allí, que si la posición de la mayoría era no ir a las elecciones, la cual acataría, (posición que finalmente no fue votada), consideraba era un error no asistir y dejarle el camino libre al Chavismo, una vez más, para repetir el escenario del 2005, cuando abandonamos esos espacios y dejamos en manos del oficialismo la Asamblea Nacional, para que nos aplicaran el Plan de la Patria que ha destruido el país.
  2. Mi posición, por el contrario, es la de competir en las elecciones habiendo logrado las condiciones necesarias para ello, las cuales no nos van a caer del cielo, sino que tienen que ser exigidas o reclamadas con contundencia.
  3. Dije también que AD debía asumir sus propias decisiones y no seguir dependiendo de agendas externas, que la mayoría de las veces no eran consultadas, o nos enterábamos por las redes de su ejecución, y nos habían generado tantísimos reclamos en varias oportunidades.
  4. Dije también: que aunque entendía que solo nadie puede, era necesario que AD levantara con firmeza sus símbolos, su himno, y el sentimiento nacional de este partido fundador de la democracia, para enfrentar, en una jornada épica del bien contra el mal, a nuestros adversarios históricos que han querido primero destruirnos, y luego destruir a la democracia que, aunque imperfecta pero absolutamente perfectible, nosotros habíamos construido.
  5. También expresé, que sin ser un acto de adulancia extrema, consideraba que el compañero Henry Ramos era para nosotros los adecos, el hombre que podía conducir la transición por sus condiciones políticas, y por lo difícil que sería gobernar a este país, se requiere de mucha experiencia.

Expresé que en 2017, Henry Ramos y AD fuimos víctimas de una confabulación, por ser nuestro compañero, el único que tenía altas posibilidades de ser escogido en unas primarias como candidato presidencial para las elecciones del 2018, y que de haber  sido así, otra historia sería.

  1. Señalé además, que si la decisión era no asistir, no cerráramos la puerta completamente, la dejáramos entreabierta para seguir buscando posibilidades de participar. Que no le metiéramos llave y candado a esa posición de no asistir, porque nuestro espíritu es de participación y no de abstención .
  2. También expresé la necesaria posibilidad de establecer «puentes» con aquellos a quienes este régimen le había entregado a través de una decisión del TSJ, nuestras siglas. Que si éramos capaces de hablar con personajes como Jorge Rodríguez y Nicolás Maduro, también podíamos hablar con aquellos que hasta ahora han sido nuestros compañeros del partido por mucho tiempo. Que el Maelecad fue un enorme esfuerzo que habíamos hecho en nuestra posición de participar y, lo estábamos lanzando al cesto de la basura.
  3. Resalté que mi posición seguía siendo la misma que expresé el 16/01/2020 en el CEN en Caracas y el 18/01/2020 en Valencia (como consta en las actas regionales del partido)

Esa es mi posición, que para nada es oculta. Al ver expresiones de descalificación de compañeros, no me sorprende para nada. Es producto del ambiente altamente polarizado y repulsivo que genera las acciones que toma el régimen en Venezuela para dividirnos y desmovilizarnos.

Sin embargo, «algunas» se erigen en juez y parte, como tribunal de inquisición. Esto es verdaderamente preocupante, sin mediar ningún procedimiento al del debido proceso, solo por una foto, que ha generado una especie de juicio sumario. Yo tengo mi conciencia absolutamente clara y tranquila, y he tenido hasta ahora el apoyo irrestricto de la mayoría del partido en el estado, he construido un capital político y social con constancia, paciencia, tolerancia y honestidad. Seguiré luchando por las condiciones que nos permitan superar esta pesadilla y podamos tener un gobierno que nos dé reconciliación, paz y progreso.

Ratifico ante el país, mi condición demócrata, de hombre profundamente Cristiano y de fe, de lucha contra este régimen opresor, y también mi condición de médico, todas ellas convergiendo en el deseo infinito de acabar con este régimen que ha destruido a nuestro país, lanzado a la diáspora a millones de venezolanos, los cuales queremos que regresen, incluyendo a los míos que también se han tenido que ir.

Hoy más que nunca debemos permanecer unidos para lograr lo que aspiramos la mayoría, salir de este régimen destructor.

Exhorto a todas aquellas personas que lejos de propiciar la unidad opositora, la destruyen. La unidad es el antídoto a los males de la república.

Por: Rubén Limas                                                                                              Secretario General Seccional