Rubén Limas: El Padre José Virtuoso

Rubén Limas - Notitarde

El Padre José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello y director del Centro Gumilla dijo: «Estas condiciones (se refiere a las electorales) no permiten que el voto sea una expresión de la voluntad popular. Sin embargo, todavía no digo que nadie debe participar, porque en el contexto que tenemos en este momento, hay personas muy respetables que ven las elecciones como una oportunidad de movilizar a una sociedad que está desmovilizada. La excusa electoral puede hacer que muchos actores políticos recorran el país y consigan organizarlo. Así se lo están planteando varios liderazgos importantes, creo que Henrique Capriles está fundamentalmente en esa onda y otros miembros de partidos que también merecen todo mi respeto y reconocimiento. Para ellos esta coyuntura es una oportunidad para hacer un trabajo político más de fondo. Quiero insistir en que si no logramos la combinación de la presión interna con la externa, difícilmente vamos a llegar a esta salida que buscamos»

Que bueno es leer que  una persona de tan alto prestigio se exprese de esa manera, reconociendo en sus palabras varias cosas que quisiera resaltar: Ciertamente no son la condiciones electorales actuales, ni las pasadas, las ideales para votar. Desde que llegó este régimen al poder, se ha inventado cualquier cantidad de marramucias, trapisondas y «tramposerías» para desmotivar al elector, y lograr con su porcentaje de aceptación – algunas veces altos y otras veces muy bajo, como en la actualidad- con absoluto ventajismo, ganar. No recuerdo en estos últimos 20 años, que hayan existido condiciones electorales adecuadas para votar y elegir. Por el contrario, desde las famosas morochas electorales, hasta la última tramoya de aumentar el número actual de diputados, los venezolanos hemos asistido a los procesos electorales en franca desventaja. Aún así cuando nos hemos organizado y participado unidos, hemos logrado el objetivo.

El Padre también menciona que existen «personas muy respetables que ven las elecciones como una oportunidad de movilizar a una sociedad que esta desmovilizada». A pesar de lo dinamitado que está la ruta electoral en este momento, es el camino que debemos retomar. Tu puedes sacar a un gobierno con balas o con votos. La experiencia nos dice que en la gran mayoría de los casos en los cuales se ha usado la fuerza para sacar a un gobierno, la sociedad queda altamente polarizada y fragmentada, y no se logra la instalación de un verdadero gobierno democrático en el cual se pueda vivir en paz. La violencia solo trae violencia. Es respetable para mí la opinión de quienes piensan que no hay que ir a votar, pero no la comparto, ya que no debemos quedarnos cruzados de brazos esperando soluciones mágicas. El Padre está en lo correcto, respetar a quienes queremos participar y, consideramos que abstenerse solo nos mutilará aún más. Empecemos por aborrecer la actitud de descalificación hacia quienes piensan distinto.

Las elecciones siempre serán motivo de movilización y organización de una sociedad para intentar realizar los cambios que se desean. Por supuesto que en un régimen «Autoritario Hegemónico» como lo define acertadamente el politólogo John Magdaleno, usted no va a las elecciones pensando ingenuamente que les va a ganar, se asiste para seguir generando factores de presión social sobre el núcleo duro que sostiene al gobierno autocrático o dictatorial y generar la crisis necesaria para la transición.

Finalmente coincido con el Padre Virtuoso, tenemos que lograr combinar tanto la presión interna, como externa y generar las condiciones del cambio que estamos esperando la gran mayoría de los venezolanos. Para muchos, hoy las elecciones son otro mecanismo de presión, para un régimen que sí fuera por él, no se contaría nunca más. En las calles de Venezuela 9 de cada 10 venezolanos quiere salir de un gobierno destructor y anafiláctico. Por ello, a quienes no quieren votar, les pido respeten a quienes sí pensamos que es una de las tantas cartas que hay sobre la mesa.

Ojalá recompongamos la unidad necesaria para salir de esta pesadilla y más aún reconstruir nuestro amado país. Porque no tengo dudas que salir de este régimen no será tan difícil como sí lo será reedificar la Democracia, para que volvamos a ser una nación insertada en el desarrollo y el progreso. En conclusión coincido plenamente con el Padre Virtuoso en esta reflexión que ha hecho sobre el venidero proceso electoral.

Por: Rubén Limas