Rubén Limas: TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA EN VENEZUELA

Rubén Limas - Notitarde

Como todos los días, hoy me levanté bien temprano en la mañana, después de dar gracias Dios y tomarme un café, me puse a revisar mi teléfono y, allí encontré en un chat denominado “Opinión Libre” de mi buen amigo Feliciano Montes, una sugerencia de otro buen amigo: Miguel Parra, para que abriera un Foro en la red YouTube, en el cual se hablaba sobre el proceso de transición de la Dictadura a la Democracia en Chile, con las experiencias de Mariana Aylwin, Sergio Bitar y Abraham F. Lowenthal.

Pude encontrar en ese foro, varios puntos de coincidencia con nuestra realidad, por lo cual es indispensable que sea difundido por todos los medios posible, para que nos ayude a revivir la esperanza de que sí podemos salir de este régimen que desgobierna a Venezuela.

¡Condiciones electorales!

Sergio Bitar nos señala algo interesantísimo: “en todas las transiciones que estudiamos, el dictador o gobierno autoritario cierra las válvulas, bloquea, domina los poderes, trata de controlar el parlamento, trata de aplastar el Poder Judicial. El poder judicial suele ser bastante servil al Poder del ejecutivo (…) .trata de de cerrar los Partidos, el Congreso, los Medios de Comunicación, eso es lo normal. Lo anormal sería que uno crea que se va a luchar contra el dictador o una dictadura porque ella va respetar las reglas; este tipo de régimen ¡no respeta las reglas!», así nos lo señala Sergio Bitar.

Además, señala: “la estrategia opositora en estos casos es: leer esa realidad, entender esa estrategia y ver cómo combatir en esos espacios (…) no hay que hacerse la ilusión de que la Democracia solo se gana porque el otro respeta las reglas y por eso entonces la lucha es más compleja y requiere ir buscando esos espacios para conseguir un avance” Es clarísima esa posición, en la cual  los venezolanos, no hemos tenido, ni tendremos condiciones electorales o políticas que nos faciliten salir del régimen. Por una razón de supervivencia del régimen no nos facilitaran para nada ese camino. Eso no significa que no las exijamos.

¡Maduro vete ya!

Por otra parte Mariana Aylwin, hija del Ex Presidente Chileno Patricio Aylwin, nos dice en ese foro: “Hay que cambiar el discurso” ella nos menciona  que “era un todo contra el régimen pero no a favor de algo”, ellos lograron crear esperanza cuando encontraron el slogan “La alegría ya viene” y con ello lograron cambiar el discurso, y no se quedaron solo en la denuncia del régimen.

¡Apoyo Internacional!

Abraham F. Lowenthal señala categóricamente: “El apoyo internacional es vital, pero solo cuando está apoyando una estrategia nacional, no imponiéndola”. Además menciona lo siguiente “La oposición debe considerar por el bien del país y sus ciudadanos, pedir el levantamiento de algunas de las sanciones que sufre Venezuela. No pedir endurecer las sanciones  con la esperanza que estas solas van a tumbar al gobierno, o conseguir consecuencias importantes. Algunas de las sanciones tienen costos humanitarios muy altos y no hay razón para creer que van a tener consecuencias positivas políticas. Todo lo contrario, mientras más difíciles sean las circunstancias económicas del país, menos energía habrá para la movilización política contra el gobierno autoritario”. Los venezolanos vivimos un verdadero calvario con la ausencia de gasolina en el país. Ciertamente el primer responsable de la crisis de la gasolina es este gobierno que destruyó PDVSA. ¡Nadie discute eso! Pero cerrar el paso a buques extranjero que traen gasolina, es controversial.

No he visto en las largas ´colas que se forman en el país a ningún enchufado, ministro, gobernador o alcalde haciendo estas de colas. Veo es al pueblo llano, la clase media, los trabajadores de todos los sectores del país, que pierden varios días esperando por la gasolina.

Yo he escuchado como médico testimonios de personas enfermas por este virus mortal, y por otras enfermedades que no se pueden moverse de sus casas a los centros de salud, porque no hay gasolina. Como dice Lowenthal “Las sanciones tienen un costo humanitario muy alto”. Entonces todos los sectores del país, deberíamos pedir que algunas de estas sanciones, que no afectan directamente al gobierno sino al pueblo se levanten, porque estamos creando una crisis mayor a la creada por el régimen.

¡Dictadura no sale con votos!

Mariana, nos dice “El Plebiscito chileno de 1988, estaba hecho para que la oposición perdiera, y sin embargo lo pudimos ganar”. Sergio Bitar también resalta “hay que tener buena suerte, pero más que tener buena suerte, hay que caminar en una cierta dirección. Si uno está zigzagueando: un día va una elección y al otro día no, es muy difícil sostener una estrategia y generar confianza” Tengo la absoluta convicción, que retomar la ruta electoral nos dejara mejores dividendos que llamar a la abstención, y con ella iremos directo a la transición democrática.

Por: Rubén Limas