SINSECRETOSCB: El Perturbado Caminante o el Chiflado Peatón

SINSECRETOSCB – Notitarde

El perturbado caminante. El diagnóstico psiquiátrico era categórico. El médico especialista en el complejo estudio de la mente humana le transmitía a un irritable “Caminante” que sufría de un singular síndrome denominado “Trastorno Explosivo Intermitente” que se conoce bajo las científicas siglas de (T.E.I) y por lo tanto debería someterse, de manera inmediata, a un proceso de diaria medicación a través de modernos y poderosos psicotrópicos, antidepresivos y hasta estabilizadores de estados de ánimo. El “Caminante” tomó su sombrero y encolerizado salía abruptamente de aquel espacioso consultorio y emprendía su ambiguo andar hacia desconocido destino y hasta se le escuchó, en una suerte de estridente alarido, exclamar “Mi locura es sagrada, no la toquen”. Y es que el escabroso sendero del “Caminante” ha estado signado por sus internos demonios. Nos convoca la memoria para otorgarnos algunos episodios de preocupantes arrebatos, como aquellos cuando haciéndose acompañar con sus armados custodios, tomaba por asalto calles, avenidas o emblemáticos distribuidores viales para proclamar la guarimba como su único instrumento político. Posteriormente y aprovechando su retorno a territorio patrio, luego de un idílico y dorado autoexilio como supuesto embajador del utópico interinato, el “Caminante” con sus inseparables amados, perdón armados guardianes, procedía públicamente a propinar una demoledora golpiza a Leandro Domínguez, diputado suplente que ante la extensa ausencia del “Caminante” asumió la vacante en el parlamento nacional, es decir que se llegaba a atropellar, agraviar y vejar a la misma persona que el díscolo “Caminante” seleccionó como su ideal compañero de fórmula en las elecciones parlamentarias de aquel 2015. Con sus ojos desorbitados, con su rostro enrojecido, con un inclemente hormigueo recorriendo su atormentado cuerpo, el “Caminante” en fase delirante llegaba nuevamente a amenazar “No padezco de mi locura, disfruto cada minuto de ella”.

El chiflado peatón. Pero al parecer el síndrome de “Trastorno Explosivo Intermitente” o el simple (T.E.I) que azota de manera inclemente al “Caminante” entró de manera irreversible en su fase terminal, ya que en los pasados días, se presentó en un conocido y concurrido hotel de nuestra ciudad e interrumpió una rueda de prensa que realizaba la organización política CAMINA, donde sus autoridades regionales daban cristalina cuenta de las innumerables irregularidades cometidas por el “Caminante”  cuando en el pasado ejercía cargos de dirección en esa estructura política. Es importante significar que antes de emprender su extenso periplo o dorado autoexilio, el “Caminante” consignó ante las oficinas del CNE, un prolijo documento, donde no solo renunciaba a cualquier responsabilidad dentro del partido CAMINA, sino que expresamente otorgaba plena autoridad, mando y dominio al dirigente José Francisco Abreu, su mismísimo asistente parlamentario, para que asumiera las riendas y dirección de la organización política CAMINA. En este nuevo psicótico episodio, acompañado de su armado séquito, el caminante embistió a través de la “pacífica” practica de los golpes no solo contra el secretario general Abreu, sino igualmente contra algunos miembros de la estructura regional de CAMINA, produciendo graves lesiones, traumatismos y contusiones. Ante esta inaceptable afrenta, los agraviados acudieron a los respectivos órganos competentes para formalizar la denuncia y esperar una categórica respuesta que ponga definitivo coto a los desmanes, tropelías y excesos producto de la insalvable condición mental del “Caminante”.

Los responsables de la locura. Al día siguiente del censurable y violento episodio, se presentaba a una improvisada rueda de prensa un desencajado “Caminante”, su mirada se extraviaba, balbuceaba alguna que otra palabra, sudaba profusamente y en medio de ese caos emocional llegaba a relatar de elaboradas conspiraciones en su contra, de manera paranoica señalaba que desde la misma oposición querían atentar contra su “promisorio” futuro político y empezaba desenfrenadamente a mencionar a los principales responsables de la supuesta conjura y planificado complot. En estado de preocupante exaltación llegaba enfáticamente a señalar “Rubén Limas que bajo has caído, atreverte a promover el robo de una tarjeta como la de Camina, porque un grupo de tu partido Acción Democrática se encontraba en las instalaciones del Lidotel apoyando y asesorando a estas personas que estaban cometiendo un acto delictivo hacia un partido que me pertenece solo a mí, eres un arrastrado alacrán”. Al culminar el imprevisto encuentro con la prensa, el caminante se retiró trastabillando, sus armados acompañantes raudamente acudieron para que retomara su andar y se le escuchó susurrarles “Me quieren sepultar, pretenden liquidarme, Rubén Limas no está solo, allí también debe estar el candidato buchón”. Y así desaprecio en el largo pasillo tal vez buscando consuelo o segura guarida para eludir las sanciones judiciales por su insana conducta.

El chillido madrileño. En una solitaria mesa en la gran vía de Madrid, acompañado de costoso vino y exquisitas tapas, se encuentra aquel diligente mesonero devenido súbitamente en importante empresario hotelero. Toma su dispositivo móvil celular para realizar una llamada donde pretende, como en el pasado reciente, silenciar estas líneas o este espacio de SINSECRETOSCB. Lo que no advierte, por sus notables carencias intelectuales, el aventajado y ostentoso mercader es que su verdadera preocupación debe estar centrada en las adelantadas investigaciones que se ciernen sobre su retorcida conducta e ilícitas actividades. Y esa es la verdad.

SINSECRETOSCB – Notitarde