Termómetro Económico

Corrupción en los departamentos de investigación de las universidades

Termómetro Económico - Notitarde

Corrupción en los departamentos de investigación de las universidades

El 2 de septiembre de 2018 publiqué un artículo titulado a dónde van. Esa pregunta se refería entre otras cosas a las investigaciones académicas. Mi pregunta encerraba la intensión de plantear la necesidad de un banco de datos nacional de investigaciones universitarias. En algunas universidades las investigaciones ni siquiera están disponibles para ser consultadas. Hay honrosos casos como los de la Universidad Metropolitana, donde hay un espacio dedicado a los trabajos de grado en la “Biblioteca Pedro Grases”; la cual por cierto, tiene hasta su propia web. Es fácil corroborar que no existe ningún graduado que no tenga su nombre impreso en algún trabajo expuesto para su consulta.

Aquí replanteo cuestiones de ese texto del 2018

Cómo puede un jurado calificar de interesante o de poco interés una investigación. Sobre este respecto existen antecedentes famosos, como el de Florence Nightingale, en 1860, que después de consultar a sabios, se ofreció a financiar una cátedra de estadística aplicada en Oxford. En contexto, se estaba generando un desarrollo estadístico impresionante de las ciencias sociales, con el objetivo de ayudar a las clases menos favorecidas, que terminaron por cambiar nuestra noción del mundo. Investigaciones como la de “los frijoles” que permitieron determinar la regresión a la media en curvas normales realizada por Galton, primo de Charles Darwin, la correlación o el uso de cuestionarios y encuestas (sin las encuestas qué sería de los partidos políticos), entre muchos otros aportes, o los estudios de Bernoulli y su distribución probabilística dicotómica. Sin embargo, la administración de Oxford rechazó dicho ofrecimiento, así sin más, sin ningún pudor. Maurice Kendall (quien fuera matemático y generara aportes a la generación de números aleatorios) comentó sobre dicha decisión: “Parece que nuestras venerables universidades conservan en sus torres los últimos encantos de la Edad Media…” La estadística considerada sin valor en Oxford, hoy día es una de las herramientas más poderosas del análisis de la realidad científica en todos los campos.

Corrupción en los departamentos de investigación de las universidades

Genera suspicacia la poca transparencia de los procesos de selección de los temas de investigación, así como el trato a veces vejatorio que los participantes de dichos procesos reciben en los departamentos de investigación. Por qué es tan complejo el asunto. Pareciera que el objetivo fuera desestimular la investigación en lugar de estimularla. Esto es muy malo;  se termina imponiendo el “credencialismo”. El estudiante termina por ceder su interés como investigador y concentrarse en obtener el título al cual aspira, sometiéndose al cuerpo omnisapiente de “evaluadores”.

Que investigue Armando.info

Sería interesante que se abriera una investigación al respecto. Una que no sucumba ante el entramado de intereses creados alrededor de las titulaciones. Tendría que ser en primer lugar periodismo de investigación. Armando, si te animas yo te ayudo con gusto. Existe una gran corrupción en este campo de las investigaciones universitarias conducentes a titulación. Yo te tengo algunas informaciones de interés.

Una ley para el desarrollo de la investigación

Una ley que estimule la investigación y norme los procesos evaluativos sin violar la autonomía universitaria, se convertiría en una gran herramienta para abrir las puertas de la investigación en el país. Debería este tema tomarse con la seriedad que amerita por su potencial impacto para el desarrollo. Que la Asamblea Nacional abra una investigación a nivel nacional en todas las universidades. Que los coordinadores de los departamentos de “peaje investigativo” empiecen a temblar y destraben la producción de conocimiento venezolano.

PD. QUEDO ATENTO “armando.info”                                                  contacto@termometroeconomico.com/ @termometro.economico