Orden de aprehensión para funcionarios del Cicpc por el caso de dos agricultores

Están sindicados en simulación de hecho punible en perjuicio de dos hermanos agricultores y dos amigos de éstos, entre otros delitos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Orden de aprehensión para funcionarios del Cicpc - notitarde
Los dos hermanos y sus amigos fueron liberados en martes 01 de octubre. (Foto: Redes)

Notitarde.- Orden de aprehensión para funcionarios del Cicpc de la Subdelegación Las Acacias. Están sindicados en simulación de hecho punible en perjuicio de dos hermanos agricultores y dos amigos de éstos.

Estos funcionarios participaron en la delictual actuación en el caso de la juez Soraya Pérez Ríos, integrante de la Corte de Apelaciones y su hijo Gabriel Acosta Pérez.

El Ministerio Público solicitó la aprehensión de once funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) adscritos a la Subdelegación Las Acacias, en el estado Carabobo, entre ellos la del comisario Wilfredo Mendoza.

Hay once con orden de aprehensión

Entre los que tienen  orden de aprehensión están: Comisario Wilfredo Mendoza, detectives agregados Luis Ramírez, Robert Pérez, Frank Pulido, Pablo Ascanio y Luis Flores.

Además, el Detective Jefe Amilcar Baroni, el Detective Agregado Javier Hurtado, la Detective Soriangel Pantoja y los detectives Jack Moyetones y Javier Barráez.

La información conocida revela que el juez Ángel Gómez del Tribunal Quinto de Control del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo, procedió a dictar las privativas de libertad solicitadas por las representantes de la  Fiscalía Trigésima Segunda con competencia en delitos comunes y Fiscalía Décima Tercera, con competencia en materia de corrupción.

A los funcionarios les imputan seis delitos: simulación de hecho punible, uso indebido de arma orgánica, agavillamiento, peculado de uso, abuso de funciones y tráfico de influencias.

Información extraoficial indica, que hasta el momento solo está detenido el Comisario Wilfredo Mendoza, supervisor de Investigaciones de la Subdelegación Las Acacias.

Hay un detenido

A Mendoza lo llevaron a la sede de la Delegación Cicpc Carabobo en Plaza de Toros, en Valencia. Presuntamente los demás funcionarios desaparecieron. Aparecen bajo el estatus de solicitados.

Según, ellos armaron y ejecutaron la detención de los hermanos agricultores Argelis José Rodríguez Valbuena y Jorge Arturo Rodríguez Valbuena; así como sus amigos, José Alexander Martínez Pinto y de José Antonio Enríquez Díaz; este último un Teniente de la Guardia Nacional Bolivariana, adscrito a Dirección General Contra Inteligencia Militar (Dgcim).

El arresto de los hermanos Rodríguez Valbuena la ejecutaron a petición de la juez Soraya Pérez Ríos. Las investigaciones revelaron, que acusó falsamente a los detenidos de haberla intentado atracar.

Esta Juez Superior Penal del estado Carabobo, supuestamente, urdió el plan para tratar de salvar a su hijo Gabriel Acosta Pérez del delito de estafa, que este supuestamente había cometido contra los agricultores.

De acuerdo a un trabajo investigativo hecho por el periodista José Rafael Ramírez, la abogada “Soraya Pérez Ríos, Juez Superior Penal del estado Carabobo urdió deleznable plan para que su hijo Gabriel Acosta Pérez consolidara una estafa contra dos agricultores”.

Falso robo

Funcionarios de la policía científica se prestaron para montar falso robo en perjuicio de dos hermanos agricultores que estaban siendo estafados.

El hecho salió publicado el martes 24 de septiembre de 2019 en varios medios o portales digitales de Carabobo y de Caracas.

Los datos se tomaron de un post en la cuenta Instagram @douglasricovzla del Comisario general Douglas Rico, director nacional del Cicpc.

Sostuvo José Rafael Ramírez, que de esta publicación surgen varios elementos que llaman poderosamente la atención: 1) La persona que aparece como víctima, Soraya Pérez Ríos es nada menos que una magistrada del más alto tribunal penal del estado Carabobo.

Y; 2) entre los asaltantes detenidos aparece un teniente de la Guardia Nacional Bolivariana, adscrito a Dirección General Contra Inteligencia Militar (DGCIM) de nombre José Antonio Henríquez Díaz.

Investigación del caso

Adujo Ramírez, que «estas circunstancias nos motivaron a profundizar una investigación periodística sobre el hecho y, en la que primeramente logramos obtener copia del parte policial».

Las indagaciones permitieron afirmar, que la verdad en este caso está muy distante a lo “que conocemos como la versión oficial de los hechos”.

Resultó falso que Argelis José Rodríguez Valbuena, Jorge Arturo Rodríguez Valbuena, José Alexander Martínez Pinto y de José Antonio Enríquez Díaz, hayan intentaron robar en la residencia de la magistrada Soraya Pérez Ríos de la Corte de Apelaciones de Carabobo.

Los hermanos Rodríguez Valbuena además de estafados por Gabriel Acosta Pérez, hijo de la magistrada Soraya Pérez Ríos, los apresaron por haberla intentado atracar, delito de robo, entre otros.

A todos los victimizaron

Las personas que solo iban a acompañarlos, como medida de precaución, visto que iban a recibir la mencionada cantidad de divisas norteamericanas, también fueron victimizados como parte de los hechos delictivos que les imputaron.

La alta funcionaria del Poder Judicial, conjuntamente con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), armó y ejecutó este perverso plan.

Lo hizo para encubrir una estafa cometida por su hijo; actuando en concierto para delinquir con premeditación y alevosía; y donde se destaca el grado de criminalidad de una persona responsable de administrar justicia en el área penal.

Liberan a los cuatro jóvenes

A los agricultores Jorge Arturo Rodríguez Valbuena y Argelis José Rodríguez Valbuena, y sus amigos José Antonio Enrique Díaz, Teniente de la GNB adscrito a la Dgcim, y José Alexander Martínez Pinto (23), los liberaron la tarde del  martes 01 de octubre.

Los cuatro permanecieron nueve días presos acusados por la magistrada de la Corte de Apelaciones de la entidad, Soraya Pérez Ríos, de intentar perpetrar un robo en su residencia en la zona norte de Valencia.

La historia tomó otro rumbo cuando se conoció que los dos primeros, agricultores del municipio Miranda, y sus dos amigos; intentaban cobrar unos dólares por lo que los hermanos habrían transferido 20 millones 400 mil bolívares a Gabriel Acosta Pérez, hijo de la magistrada, quien no habría entregado dólares objeto de la transacción.

Ante la opinión pública los hermanos Rodríguez Valbuena y sus acompañantes fueron presentados como asaltantes de residencias en Valencia.

Información publicada por el periodista José Rafael Ramírez, dio cuenta, que los cuatro hombres contactaron a la magistrada ante la imposibilidad de lograr respuesta de Gabriel Acosta Pérez.

La jueza los citó hasta su casa

La jueza se habría comprometió a honrar el acuerdo incumplido por su hijo. Según el escrito, los citó en el edificio Sayonara de la urbanización Los Mangos, desde donde habría pedido auxilio a una comisión del Cicpc, bajo el alegato de que hombres armados intentaban robarla.

A los cuatro jóvenes los detuvieron y trasladaron a la sede del Cicpc Las Acacias y puestos a la orden de la Fiscalía 32 del Ministerio Público.

Excarcelan a los agricultores

Allí permanecieron detenidos hasta el martes, cuando la jueza Lesily Díaz, titular del tribunal 1° de Control del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo; la misma que los privó de libertad, firmó la boleta de excarcelación.

A través de NOTICIASJR se conoció, que en las próximas horas pudieran anunciar la detención de la juez Soraya Pérez Ríos y otros funcionarios del Poder Judicial de Carabobo.

También de tu interés: 144 fiscales del Ministerio Público fueron detenidos por corrupción desde 2017

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.