Desayuno en la Redacción con el alcalde de San Diego León Jurado

Presupuesto de San Diego se hundió en 50% durante 2020 por la pandemia

Desayuno en la Redacción – Notitarde
De izquierda a derecha: Yersey Arismendi Arocha, Francisco Briceño, Vicente Scarano, León Jurado Laurentín y Alecia Rodríguez Del Valle. Fotos: Jesús Galbán Malek
Desayuno en la Redacción – Notitarde
Periodista, Francisco A. Briceño J.

Valencia.- Desayuno en la Redacción con el alcalde de San Diego León Jurado Laurentín.

León Jurado, resalta disminución de delitos en el municipio pero lamenta que el déficit presupuestario obligue a reducir inversión en obras y mantenimiento.

El municipio San Diego no ha escapado a la crisis económica que atraviesa el país desde hace varios años, la cual se ha profundizado con la cuarentena por la pandemia, que en 2020 hundió en un 50% el ingreso de recursos propios de la Alcaldía.

Esta situación ha golpeado la ejecución de obras que debieron ser paralizadas por falta de recursos e incluso ha llevado a la reducción a la mitad de las ya insuficientes cuadrillas de limpieza para el mantenimiento del municipio.

2020 fue un año difícil para todos y de esto no escapa el único municipio controlado por la oposición en Carabobo. Pero 2021 no luce muy diferente, según considera el alcalde León Jurado Laurentín, quien no ha parado de trabajar para rendir al máximo los pocos ingresos que generan y tratar de mantener al municipio como uno de los mejores del país.

Son muchas las adversidades. Deficiencias en el suministro de agua potable, una responsabilidad de Hidrocentro; un concejo de mayoría oficialista, producto de la abstención y un gobernador con quien no ha logrado obtener comunicación alguna desde 2019, cuando lo vio por última vez.

León Jurado Laurentín, alcalde de San Diego, fue el invitado a esta entrega del Desayuno en la Redacción, al cual asistió acompañado por Vicente Scarano, coordinador estratégico de su despacho; por Notitarde, estuvieron Yersey Arismendi Arocha, Directora del impreso; Alecia Rodríguez Del Valle, Directora de página web y por WTC Radio asistieron Jesús Galbán Malek, coordinador de redes sociales y quien suscribe, Francisco Briceño, Director General.

Medio presupuesto afectado

La cuarentena por la pandemia de Covid-19, que obligó a la paralización casi absoluta de la actividad económica, se tradujo en una caída de casi el 50% de los ingresos por recursos propios para la alcaldía de San Diego.

León Jurado explica que, por ejemplo, en los meses de marzo y abril, la recaudación en el municipio no llegó ni al 5% de las metas.

Es así como, de un presupuesto planificado de 803 mil millones de bolívares, el ayuntamiento pudo recaudar apenas 500 mil millones de bolívares por impuestos o tributos económicos.

“Entre julio y agosto comenzó la flexibilización, comenzó a haber movimiento económico en el sector productivo, pero no logramos repuntar en el presupuesto”, añade el alcalde.

“Consideramos que 2021 no va a ser muy distinto a 2020, aun y cuando el esquema de flexibilización 7+7 ayudaría al sector productivo, eso significa que no vamos a estar al 100% de nuestras metas y eso preocupa, porque tenemos muchas necesidades, obras que concluir”.

¿Cuáles son las obras o servicios que se han visto afectados por esta caída en los ingresos?

En 2017 contábamos con 27 cuadrillas de limpieza, luego en 2018 tuvimos que ir reduciendo porque no es solo el tema Covid-19 de ahora sino la situación económica del país. En 2018 pasamos a 14 cuadrillas; en 2019 tuvimos que disminuir a 10 cuadrillas y en 2020 de 8 cuadrillas que teníamos, tuvimos que reducir a 4 solamente.

Este año hicimos la planificación presupuestaria tomando en cuenta la realidad del Covid-19 y la cuarentena, y de igual manera tendremos problemas con el mantenimiento, pero hemos llevado adelante tareas con respecto al aseo urbano.

Entre las obras en las que dejamos de invertir está la Concha Acústica, que todavía le falta; también tuvimos que dejar de invertir en el mercado municipal, en parques y sitios deportivos.

Lo que pudimos adelantar fue una obra fundamental para nosotros que pocas personas ven que es el cementerio municipal (ubicado en el Pueblo de San Diego). Necesitamos ampliar el cementerio, lo tenemos prácticamente listo, falta el cerramiento de una pared o muro.

También pudimos llevar adelante obras de salud, el mantenimiento del “Hospitalito” Dr. José Gregorio Hernández, el mantenimiento del módulo de salud en Los Magallanes. En 2019 cuando hicimos el Índice de Bienestar Humano Municipal, la gente nos exigía o pedía que invirtiéramos en salud y no fue una coincidencia con el tema de la pandemia. Aún falta, hay que seguir invirtiendo recursos este año.

También pudimos invertir en la red de semáforos del municipio y el alumbrado público, haciendo el reemplazo por lámparas led, que tiene una justificación aparte de modernizar y que es una competencia de Corpoelec. El sistema de vapor de sodio, que es el viejo, está destinado a 220 voltios y todas las variaciones que hay, tanto por encima como por debajo, queman las lámparas. Entonces, sustituimos dos tramos de la avenida Don Julio Centeno en diciembre por lámparas led de 200 vatios multivoltaje, que aguantan desde 77 hasta 277 voltios. Es decir, esas fluctuaciones de energía no van a afectar. Es un poco más costoso, pero a la larga viene saliendo más económico que estar comprando para reposición.

Además, hemos brindado apoyo a Hidrocentro. Nuestra partida de alquiler maquinarias se va toda prácticamente en Hidrocentro reparando botes de aguas, pozos, una situación que corresponde a ellos pero dicen que no cuentan con los recursos, y al final el que se ve afectado es el ciudadano.

El problema del agua

Al menos dos interrupciones prolongadas en el suministro de agua afectaron a San Diego durante 2020, según explica el alcalde. La primera fue de 45 días desde marzo, al inicio de la pandemia, y ahora 43 días desde diciembre, hasta principios de enero.

El funcionario explica que se trata de un problema complejo relacionado con el Lago de Valencia y es que Hidrocentro no bombea suficiente agua para evitar inyectar más aguas negras a la cuenca, que está amenazando a las urbanizaciones de La Punta y Mata Redonda, en Aragua, con un posible desbordamiento.

Aunado a ello, un problema con un motor del sistema del cual se surten, impedía enviar agua a las zonas altas del municipio: Los Magallanes, Morro II y La Esmeralda. En los últimos días incluso se vieron afectadas las denominadas zonas alejadas: El Remanso, Monteserino, Bosqueserino y San Francisco de Cúpira.

“Es un tema que escapa incluso de las esferas del gobierno regional, que debe ser atendido por el gobierno nacional”, precisa el alcalde.

Mientras tanto, han tenido que recurrir a camiones cisterna para apoyar a las zonas afectadas, pero reconoce que no es un tema sencillo para la alcaldía.

Disminución de delitos pese a déficit de patrullas

A toda esta situación, se suma el déficit de patrullas y motos para la policía municipal. Aunque el alcalde reconoce que ha habido un incremento en el número de funcionarios, que pasó de 93 a 293, no hay suficientes unidades para el traslado.

“Tenemos 7 patrullas funcionando que son insuficientes no solo por número sino porque son muy viejas, entonces no podemos colocarlas a dar patrullaje porque se dañan muy rápido. Hay que invertir mucho en mantenimiento”, sostiene.

Al respecto, detalla que San Diego tiene 11 cuadrantes de seguridad y cada cuadrante requiere de 2 patrullas y 4 motos para un total de 22 patrullas y 44 motos.

Recientemente –explica- pudieron incorporar 13 motos nuevas a la flota gracias al aporte de una empresa privada. Pero sigue siendo insuficiente.

“Sin embargo hemos trabajado con nuestros vecinos en la prevención, inteligencia, creación grupos de WhatsApp que nos han dado buen resultado porque tenemos vehículos patrulla en diferentes zonas estratégicas de forma que al haber una alerta, se mueva la unidad”.

De allí que, afirma, la incidencia delictiva ha disminuido. “Hablamos de un 50% de delitos menos con respecto a 2019, pero hubo un leve incremento en algunos delitos como violencia contra la mujer y violencia intrafamiliar producto del encierro. Eso lo venimos denunciando desde abril”.

Por primera vez San Diego tiene un Concejo de mayoría oficialista, ¿cómo son las relaciones?

Las relaciones son de respeto, sin embargo no es que ellos coloquen trabas pero si son muy, no sé si el término podría ser cauteloso (…) porque al final terminan aprobando todas las solicitudes que hacemos, pero frenan las cosas quizás para exigir algo más de presupuesto para el Concejo Municipal.

El Concejo tenía 33 personas y hoy día son 90, se triplicó la nómina, eso impacta nuestro presupuesto. Cada vez que mandamos créditos hay que negociar, hablar, llegar a acuerdos para que se aprueben recursos y eso impacta. Pero es relación de respeto más allá de cualquier consideración. No es una buena relación como la teníamos anteriormente con nuestros concejales, pero estamos allí, trabajando.

Pero esto fue producto de la abstención. ¿Qué opina de la abstención electoral?

Nosotros no somos abstencionistas. Participamos en 2017 para defender una ciudad, un proyecto de ciudad, una gestión, y afortunadamente en esa oportunidad decidieron que mantuviéramos la gestión. Estamos preparados para defender la gestión y nuestra estructura del municipio, en el evento que nos toque.

La abstención nos ayuda a mantener esa estructura de poder allí que no resuelve el problema. Esta situación de modelo económico fracasado genera problemas en el sistema eléctrico, distribución de agua potable, tratamiento de aguas negras, distribución de gas, distribución de gasolina, todo esto viene dado por la situación política y hasta que no haya solución política no habrá solución al tema económico y a los problemas públicos.

¿Cómo están sus relaciones con el Gobernador Rafael Lacava?

No existen. La última vez que lo vi fue cuando me invitaron a la presentación del presupuesto 2020 en el Consejo Legislativo. Eso fue en noviembre o diciembre de 2019. Fue la última vez que nos vimos. Me prometió una reunión que no se dio. Manifestó que iba a trabajar de la mano del alcalde de San Diego y no ocurrió.

Relación con el gobernador no hay. Cuando me convocan a reuniones del Consejo Estadal Planificación Pública yo he asistido, como me corresponde, aun siendo el único que dice algo distinto. Pero no hay ningún tipo de relación con el gobernador, cuestión que llama la atención, no solo porque sea el único alcalde de oposición, sino porque él debe trabajar de la mano de todos los alcaldes.

Ventana

Por Jersey Arismendi Arocha

“Haciendo lo que amamos, y amando lo que hacemos”

León Jurado llegó a la Alcaldía de San Diego como Síndico Procurador Municipal el 3 de febrero de 2009, lo que marcó el inicio de no solo un trabajo y desarrollo de un cargo público, sino de una entrañable amistad.

Por su condición en otrora como profesor de la Universidad José Antonio Páez y la Universidad de Carabobo y con maestría en derecho constitucional, colocarse en el radar del para entonces alcalde de San Diego Enzo Scarano, fue más que una casualidad, un signo del destino.

Afinidad política y vocación de servicio fueron dos de las cualidades que hicieron cercanos más allá del trabajo a León Jurado Laurentín y Enzo Scarano, mancuerna que trabajó arduo para hacer de San Diego uno de los municipios más pujantes de la región carabobeña.

Para cuando llegó 2014, un duro golpe estremeció a la que hasta entonces había sido considerada una excelente gestión, con el encarcelamiento de Enzo Scarano que lo obligó a separarse de su cargo. Este desafortunado evento puso al frente a León Jurado en la defensa de Scarano, por lo que asumir el reto lo llevó a desprenderse de la Procuraduría; sin embargo, sería determinante para forjar un férreo vínculo casi como de familia.

Llevar el caso al frente de la Organización de las Naciones Unidas fue la tarea que determinó la posterior desestimación de los cargos por los que acusaban a Scarano, jugada maestra ejecutada por la defensa dándole el sello de oro a lo que sería una alianza de roble que permanecería el frente del municipio San Diego.

Como director general de operaciones de la Alcaldía, León Laurentín continúa siendo apoyo incansable para la familia Scarano, en esta oportunidad para acompañar en su gestión como alcaldesa a Rosa Brandinisio de Scarano.

En 2017, se presentó la oportunidad para asumir la candidatura al cargo de Alcalde de San Diego. Aun cuando entre las opciones se manejaba impulsar a Vicente Scarano, hijo de Enzo Scarano, León recibió el espaldarazo para hacer frente al reto. “La intención fue ofrecer una cara nueva, una opción diferente aunque comulgáramos políticamente. Éramos Vicente o yo y bueno, gracias a Dios aquí estamos. Seguimos trabajando juntos, Vicente me acompaña desde la Coordinación Estratégica de Despacho… aquí continuamos haciendo lo que amamos y amando lo que hacemos”.