Por qué medios y periodistas ocultan noticia de acoso sexual de Victor Amaya (Tal Cual) y César Batiz (El Pitazo)

Esta semana Tarek William Saab declaró en rueda de prensa “hemos visto en redes sociales casos en los que se ha pretendido ofender la dignidad de la mujer venezolana a través de la violencia sexual"

Casos de acoso sexual- Notitarde
“La violencia, el acoso y el abuso de poder en contra de las mujeres serán perseguidos con todo el peso que la ley» aseveró Saab. Foto: Cortesía.

País.-En medio de las denuncias recientes ligadas a casos de abuso y acoso sexual, que involucran a diversas figuras venezolanas; entre las que destacan encargados de medios de comunicación, periodistas, artistas y escritores; existe también una sospechosa y abyecta inclinación de difusoras informativas a ocultar los detalles evidenciados al comenzar las investigaciones.

Conoce quiénes son José Rafael Briceño, Victor Amaya, César Batiz y de qué se les acusa

Estas personas cuentan con diferentes denuncias relacionadas a casos de acoso y abuso sexual contra mujeres y jóvenes

Los nombres de Víctor Amaya, editor jefe del diario Tal Cual, y César Batiz, director de El Pitazo; resuenan por las implicaciones que están siendo esclarecidas.

Con referencia a Amaya, se difundió una secuencia de publicaciones en Twitter que dejan ver cómo la periodista Alicia Hernández; fue víctima de acoso por parte del comunicador; circunstancia que según denuncian era conocida por el personal de Tal Cual.

Y, en cuanto a Batiz, se reveló un señalamiento en el que precisaron “directores, coordinadores y jefes ejercen ‘su poder’;para abusar de mujeres trabajadoras de la prensa. Tal es el caso de César Bátiz, quien dirige El Pitazo”.

Por lo que, las averiguaciones del Ministerio Público (MP), a cargo del fiscal general Tarek William Saab; han desatado toda una ola de declaraciones que ponen de relieve cómo desde posiciones de poder algunos ciudadanos; aprovechan para desestimar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, y en otros casos abusar de menores de edad.

Emblemático resulta el caso del escritor venezolano que pertenecía al equipo del portal web Prodavinci, Willy McKey; por su impactante desenlace: McKey se suicidó el jueves 29 de abril en Buenos Aires, Argentina, donde estaba afincado.

“Nunca lo dije: pero estaba incomodísima. Todo se sentía incorrecto (…) Con el corazón en la mano puedo decir que jamás me sentí sexualmente ni románticamente atraída a Willy McKey. Tenía 16, por Dios. Apenas estrenaba la chemise beige en el colegio, mi hombre ideal era Zayn Malik de One Direction; mi fiesta de 15 años se había celebrado hace nada”, escribía una joven en Twitter con el pseudónimo “Pía” sobre un encuentro sexual sostenido con McKey; quien pocos días después reconoció haber cometido “estupro” para luego quitarse la vida.

Estupro, según define la Real Academia Española (RAE), consiste en el “coito con persona mayor de 12 años y menor de 18; prevaliéndose de superioridad, originada por cualquier relación o situación”.

Por Adelantado

Prodavinci se adelantó y, sin esperar la aceptación por parte de McKey, publicó un comunicado sosteniendo: “Hemos leído las gravísimas denuncias publicadas en redes sociales en contra de Willy McKey; en las que se le acusa de cometer estupro, abuso y acoso. Ante esta situación, hemos decidido cesar inmediatamente su relación de colaboración con Prodavinci”.

“Prodavinci se solidariza y se hace eco de las denuncias publicadas en los últimos días contra múltiples victimarios; y reivindica el derecho de las mujeres, niñas, niños y adolescentes a tener una vida libre de violencia; y un entorno seguro y sin miedo para su desenvolvimiento”, añade la misiva que se mantiene en el portal web.

Por otra parte, la asociación de Autores Venezolanos notificó su “condena absoluta” y aseguró que estudiaba “la posibilidad legal de retirar”; el premio Concurso de Poesía Joven Rafael Cadenas, otorgado a McKey en su primera convocatoria.

Excusas por «el dano causado»

El proceso de pesquisa anunciado por el MP incluyó además a Alejandro Sojo, exvocalista de la banda de rock Los Colores; y Tony Maestracci, exbaterista del grupo Tomates Fritos, por distintos casos pero por acusaciones parecidas.

En Instagram una cuenta abierta fue utilizada para exponer a Sojo por haber abusado de menores de edad en el pasado, siendo él adulto. Uno de los mensajes, posteado el lunes 19 de abril de este año; pedía “recolectar testimonios” para proceder penalmente en su contra y alertaba de casos de jóvenes de 14, 15 y 16 años; documentados con “conversaciones de WhatsApp, FB (Facebook) e Instagram”, tal como constató la agencia de noticias AFP.

Como respuesta, Sojo se excusó escribiendo en un comunicado: “Lamento profundamente todo el daño que mis errores del pasado hayan podido causar”.

Maestracci fue mencionado por “abusar sexualmente de una joven en diciembre de 2019 cuando asistía al Cusica Fest”.

Esta semana Tarek William Saab declaró en rueda de prensa: “Hemos visto en redes sociales casos en los que se ha pretendido ofender la dignidad de la mujer venezolana a través de la violencia sexual. Personas que haciendo uso de su fama o de una posición de poder han realizado actos de acoso o abuso sexual contra adolescentes o mujeres adultas”.

Señaló igualmente a “directores de teatro como Juan Carlos Ogando de Skena Teatro y José Pepe Arceo de Ant Producciones”, y añadió: “La violencia, el acoso y el abuso de poder en contra de las mujeres serán perseguidos con todo el peso que la ley porque estamos protegiendo los derechos humanos”.