Sinfónica de Carabobo planea formar a 500 niños con programa musical “José Calabrese”

La Orquesta, con sede en Hesperia WTC Valencia, ha lanzado la campaña "Una Nota por la Sinfónica" para la adquisición y mantenimiento de instrumentos que permitan formar a los jóvenes y aportar al país

Sinfónica de Carabobo - Notitarde
De izquierda a derecha: Francisco Briceño, Mayra Useche, Carlos Oroño, Sarina Calabrese y Alecia Rodríguez Del Valle. Fotos: Jesús Galbán Malek
Desayuno en la Redacción – Notitarde
Francisco A. Briceño J.

Desayuno en la Redacción: Orquesta Sinfónica de Carabobo planea formar a 500 niños con programa musical “José Calabrese”.

Un violín más, es un arma menos. De esto están convencidos Sarina Calabrese, Carlos Oroño y Mayra Useche y por ello su trabajo incansable para mantener viva y en perfecto funcionamiento a la Orquesta Sinfónica de Carabobo, una institución con más de 4 décadas de trayectoria que hoy, con la campaña “Una Nota por la Sinfónica de Carabobo”, busca sumar aliados para llegar a una meta: Iniciar el programa de formación musical que pueda atender a 500 niños y adolescentes a partir de 2021.

Los proyectos son muchos. La pandemia, sin duda, golpeó el desenvolvimiento de la Orquesta, pero a pesar de las adversidades, bajo la nueva normalidad continuaron ensayando, formándose y ofreciendo presentaciones inolvidables como la realizada de forma virtual en homenaje a Nuestra Señora del Socorro desde Hesperia WTC Valencia, donde tienen su sede artística y académica desde 2019.

El Hotel, su Comisión de Cultura y la Orquesta Sinfónica de Carabobo van de la mano en una alianza –que acaban de renovar- con la que demuestran que la responsabilidad social y el aporte a la cultura es un valor y un hecho determinante para garantizar una sociedad más sana y un mejor país, con buenos ciudadanos.

La campaña “Una Nota por la Sinfónica de Carabobo” y la incansable labor de esta institución fue el tema central de este Desayuno en la Redacción al que asistieron Sarina Calabrese, miembro de la Junta Directiva de la Orquesta Sinfónica de Carabobo; Carlos Oroño, Director General de Hesperia WTC Valencia y Mayra Useche, Gerente Comercial del Hotel.

Por Notitarde asistió Alecia Rodríguez Del Valle, Directora de página web y por WTC Radio estuvieron Reglen Miranda, Directora Comercial; Jesús Galbán Malek, coordinador de redes sociales y quien suscribe, Francisco Briceño, Director General.

Toda una generación de músicos

Sarina Calabrese explica que en 1992, la Orquesta Sinfónica de Carabobo tenía 102 integrantes y destaca que todos eran “de primera línea”. Y eso ha caracterizado a esta institución.

“Esta es una ciudad y este es un estado con un talento impresionante. Mucho de ese talento a veces no lo sabemos aprovechar o no están dadas las condiciones para aprovecharlo”, explica Calabrese.

En este sentido, resalta que actualmente hay al menos 400 músicos formados en la OSC que se encuentran haciendo vida en distintos países del mundo. “La mayor satisfacción es que más del 90% de esos músicos están trabajando en lo que se formaron”, añade.

Y no es de extrañar. José Calabrese, quien estuvo durante tres décadas en la Orquesta Sinfónica de Carabobo siempre tuvo el empeño y la vocación de formar. “Siempre soñó con que Carabobo tuviera las bondades de la cultura que hay en el mundo. Eso está todo reseñado. En libros que vamos a editar. Está en la prensa, incluso en Notitarde que dio una cobertura importantísima”, explica Sarina Calabrese.

Sin embargo, con el pasar del tiempo, esa nómina se ha reducido. Actualmente, la OSC la integran unos 80 músicos, según explica. Pero la mayor preocupación es la formación y preparación de toda la generación de relevo y sobre todo del talento que -así como los 400 músicos que ya hacen vida fuera del país- seguirá dejando el nombre de Carabobo y Venezuela en alto.

Una Nota por la Sinfónica

Bajo toda esta premisa nace “Una Nota por la Sinfónica de Carabobo”, una campaña que busca recaudar fondos que le permitan no solo garantizar el mantenimiento de los instrumentos sino la reposición, por ejemplo, de cuerdas; pero también la adquisición de otros para el programa de formación que lleva el nombre del Maestro José Calabrese.

Esta campaña la llevan adelante junto al Hotel Hesperia WTC Valencia, sede de la OSC; la Asociación de Ejecutivos del estado Carabobo; la Fundación Cultivalor y Mota Vera Consultores.

“Ahorita hay dos cosas importantísimas para la institución que es la formación tanto de los que están, los nuevos que tenemos que ir formando y hay una cantera importantísima en espera que podríamos formar en el próximo año”, explica Calabrese.

Al respecto, insiste en que actualmente cuentan con 100 estudiantes en formación, pero la idea es “que podamos llegar a 500 el año que viene. Eso es un reto gigantesco, pero es el momento de hacerlo. Este es un año de retos”.

Sarina Calabrese defiende que ante la crisis “también se logran cosas que a veces parecen imposibles” y resalta que el programa de formación que hicieron en 2019, “fue de muy buenos logros”.

Sin embargo, lo han reestructurado para alcanzar este nuevo reto. “Que no tengan que ir como las escuelas, que no tengan que ir a un año lectivo porque hay alumnos que avanzan más rápido”, destaca Calabrese, entre los cambios.

“La clave del éxito es que la parte teórica se lleve a la práctica. Siempre el maestro José Calabrese tuvo una fila importante de pasantes a los que enseñaba las notas con pasión y música”, agrega.

Reencuentro virtual

Sinfónica de Carabobo - Notitarde
«Un violín más es un arma menos», es el slogan con el que promueven esta campaña para la Orquesta Sinfónica de Carabobo.

 

La campaña les ha llevado a hacer un amplio trabajo de investigación sobre los egresados de la OSC. De allí, hallaron la data de 400 músicos que se encuentran en todo el mundo. Pero Calabrese va más allá: “Estamos trabajando en ese reencuentro porque queremos hacer un gran concierto con esta magia de la tecnología donde podemos reencontrarlos a todos”.

Este emotivo proyecto, sin duda, irá de la mano de Hesperia WTC Valencia que hoy es parte de la familia de la Orquesta Sinfónica de Carabobo.

En este sentido, Carlos Oroño, Director General Hotel destaca que “para nosotros es un orgullo tener a la Sinfónica” en nuestras instalaciones.

Recuerda que fue en 2019 cuando llegó el actual director, José Carmelo Calabrese, a solicitarle una reunión para plantearle la situación que tenían: A la Orquesta Sinfónica de Carabobo le quedaban pocos días para desalojar la sede en la que se encontraban y no tenían dónde ir.

“Se sometió a Junta Directiva y por supuesto que inmediatamente se aprobó la alianza que sigue siendo hasta hoy una alianza efectiva”, resalta.

“Nosotros debemos, por obligación, por moral, apoyar todo lo que es la cultura. Eso es parte de todos los empresarios, las empresas deben dar retorno a la sociedad y la cultura es esencial”.

Destaca que la renovación del convenio “es más de lo que realmente pensamos como empresa, como institución, es la forma de dar mayor posibilidad a nuestra sociedad de seguir adelante”.

“Hoy tenemos muchos muchachos que en vez de un arma tienen un violín cada día, eso es maravilloso, eso deberíamos impulsarlo todos como empresas, instituciones, como Estado, porque a la larga es un beneficio para todos. Así lo vemos nosotros y lo seguiremos viendo porque es un beneficio y un honor tenerlos con nosotros”, agrega.

De su lado, Mayra Useche, Gerente Comercial de Hesperia WTC Valencia, resalta que la alianza ha sido una plataforma para poder presentar a la Orquesta completa y sus ensambles en diferentes escenarios.

“Vale recordar grandes conciertos en 2019. Uno de ellos el que convocó más de mil personas que fue la Serenata de la Virgen del Socorro en alianza con la Comisión de Cultura del Hotel y que este año quisimos mantener la tradición y lo realizamos bajo la nueva normalidad que es vía online a través de un live de Instagram”.

Destaca que tras varios meses de cuarentena y pandemia, el que los miembros de la OSC se hayan podido reencontrar nuevamente en los espacios de Hesperia WTC Valencia para estos conciertos virtuales “fue para ellos motivador y los llenó de mucho optimismo para dar mucho más como artistas y músicos para el próximo año”.

¿Por qué apoyar a la Orquesta Sinfónica de Carabobo?

Carlos Oroño: Es más que obvio que tenemos que recuperar y sacar adelante la cultura, y eso es precisamente lo que representa la Orquesta. Está dicho que en estos países desarrollados donde la cultura se ha incrementado y cada día está en más auge, el índice de delincuencia es menor. Está más que lógico que todos debemos abocarnos a apoyar la Sinfónica, porque buena parte de lo que es, será la recuperación de nuestra sociedad. Tenemos que cuidarla si queremos tener un mundo mejor.

Mayra Useche: Desde Hesperia WTC Valencia este apoyo forma parte de nuestros valores de marca, el aporte que nosotros hacemos a la cultura nos ha hecho merecedores de reconocimientos (…) este año recibimos la certificación de una organización internacional como la Unesco por nuestro aporte invaluable a las artes y acción social (…) nos sentimos comprometidos en seguir trabajando para la formación de artistas y para que la Orquesta siga teniendo vida y se pueda presentar en grandes escenarios como los que tenemos nosotros en el Hotel. Esa es la principal inspiración y queremos contagiarla a las organizaciones distintas a la hotelería, el turismo, el entretenimiento, para que se sumen y aporten un granito y se monten en la ola de la responsabilidad social corporativa.

¿Cuál es el legado que está dejando la Orquesta Sinfónica al país?

Sarina Calabrese: La formación. Ese es el principal legado, por eso este primer plan. El apoyo es importantísimo, porque va a garantizar ese trabajo, tener profesores acá que puedan tener su capacidad de atención. Con recurso humano hacemos todo. Por eso la invitación es a que sigan aportando, activándose y que sigan estando, porque es un efecto también de difusión importante. Mientras más nos conocen, más nos quieren.

La campaña “Una Nota por la Sinfónica de Carabobo” estará abierta hasta que se cumpla la meta. Para colaborar, pueden hacerlo a través de los siguientes canales:

  • GoFundme. Campaña: Un Violín más es un arma menos.
  • Paypal. sinfocarabobo@gmail.com
  • Banco Provincial. Cuenta corriente 01080082070100079442. Fundación Orquesta Sinfónica del Estado Carabobo. RIF J-301616634.