La MUD cuestiona al CNE por rechazo a observadores el 6-D

Caracas, 14 de agosto de 2015.- La Mesa de Unidad Democrática (MUD) cuestionó este viernes a la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, que rechazó una observación internacional para los comicios legislativos de diciembre. 

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba, señaló que las declaraciones de Lucena sobre la observación internacional son “desestimables” y la acusó de no tener autonomía en sus funciones “y se deja influir por decisiones políticas de terceros”.

“Ella no es la cabeza de un poder autónomo”, señaló Torrealba a periodistas. “La misión de observación internacional tiene que estar antes, durante y después de una elección. Está muy lejos de un ‘acompañamiento’”, agregó.

Torrealba dijo estar convencido de que las elecciones de diciembre tendrán una observación internacional “fortalecida”, a pesar del rechazo actual de la presidenta del ente electoral. 

A pesar de la negativa del ente electoral, el representante de la coalición opositora dijo que el 6-D va haber observación nacional fortalecida. “Aquí hay organizaciones como Asamblea de la Educación, personas que han pasado por Súmate o como Ojo Electoral y han acumulado experiencia. Hay recurso humano que  garantiza una observación nacional de alta factura”.

Torrealba reiteró que debe seguir abierta la puerta para la observación internacional calificada. “Esa observación internacional responde a parámetros internacionales, una Misión de Observación Internacional tiene que estar antes, durante y después de una elección; y debe emitir un dictamen, una opinión que determine la calidad del proceso”.

En este sentido, dijo que la MUD insistirá en pedir una observación de expertos internacionales, sugiriendo la presencia de misiones de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE).

Como se recordará, Tibisay Lucena afirmó la noche del pasado jueves que los observadores internacionales pretenden “monitorear” las elecciones en el país. Alegó que el CNE admite un sistema de “acompañamiento” electoral y señaló que la observación internacional es inaceptable.

“Tenemos una misión electoral de Unasur, pero no es la única; tenemos acompañantes electorales de todas las partes del mundo”, señaló Lucena sobre los planes del CNE para los comicios del 6 de diciembre, en los que se renovarán los 167 escaños de la Asamblea Nacional. 

Lucena afirmó que existe una campaña para descalificar el programa de “acompañamiento”, el cual defendió por ser “uno de los más claros, técnicos y transparentes de la región”.

“Los observadores pretenden monitorear el proceso electoral venezolano y, con ello, influir en los comicios. Ni el CNE ni Venezuela es monitoreable o tutoreada”, recalcó. 

Finalmente, informó que el ente electoral recibió 4.462 postulaciones para las elecciones legislativas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here