TSJ designa nuevos directivos para Voluntad Popular

El Tribunal Supremo de Justicia este martes estableció en la sentencia N° 077-2020, la conformación de una junta directiva para llevar adelante el proceso de reestructuración del partido.

TSJ designa nuevos directivos para Voluntad Popular
El documento también detalló que estas personas podrán utilizar el logo y el espacio en la tarjeta electoral.Foto: Agencia.

Venezuela-. TSJ designa nuevos directivos para el partido Voluntad Popular, y suspende a la anterior directiva.

Al respecto, el Tribunal Supremo de Justicia este martes estableció en la sentencia N° 077-2020, la conformación de una junta directiva para llevar adelante el proceso de reestructuración del partido. Esta será presidida por el diputado José Gregorio Noriega Figueroa.

Asimismo, el resto de la junta directiva estará conformada por Guillermo Antonio Luces Osorio, como secretario general; y Lucila Ángela Pacheco Bravo, como secretaria de organización.

¡Insólito! Habilitan biblioteca para atender contagiados por COVID-19

“Tenemos 1.332 casos de coronavirus en el Estado Zulia, de los cuales 487 se han recuperado”

TSJ designa nuevos directivos

De igual manera, el texto indica que “Se nombra una junta directiva Ad Hoc para llevar adelante el proceso de reestructuración necesario del a Organización con fines políticos Voluntad Popular presidida por el ciudadano José Gregorio Noriega Figueroa como presidente y que estará además conformada por el ciudadano Guillermo Antonio Luces Osorio, como secretario general y la ciudadana Lucila Ángela Pacheco Bravo, como secretaria de la organización; para que cumplan las funciones directivas y de representación”.

Por otra parte, el documento también detalló que estas personas podrán utilizar el logo y el espacio en la tarjeta electoral del partido Voluntad Popular.

Además, quedaron suspendidos de manera provisional por los actos de expulsión o exclusión partidista, suspensión, entre otros, efectuados por los anteriores directivos de la dirección nacional política de Voluntad Popular contra sus militantes y, específicamente, las que recaen sobre los ciudadanos accionantes.