TSJ rechazó informe de la ONU por evidenciar “franca manipulación”

El comunicado fue leído este lunes 21 de septiembre por Maikel Moreno

TSJ rechazó informe - Notitarde
El Magistrado Maikel Moreno leyó un comunicado en el que señala vulneración “de los principios del derecho internacional”. Foto: Cortesía.

Caracas.- Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) rechazó informe de la ONU por evidenciar “franca manipulación”. Indicaron que fue elaborado por una comisión del Grupo de Lima.

En un comunicado leído este lunes por el presidente del TSJ, Maikel Moreno, denunciaron que el principal objetivo de “estos promotores del odio” es utilizar los derechos humanos como herramienta política para agredir la “institucionalidad democrática”.

Informe de la ONU vincula a Maduro 'con crímenes de lesa humanidad'

Las investigaciones se basaron en hechos ocurridos presuntamente en Venezuela desde 2014

Además, aseguró que el informe vulnera los principios del derecho internacional, mencionando el derecho a la soberanía; a la autodeterminación de los pueblos y la no injerencia en los asuntos internos y la integridad territorial.

Moreno también señaló que igualmente vulnera los principales pilares del multilateralismo, “como son el diálogo genuino y la cooperación”.

Agregó, que se llevó a cabo de manera unilateral y parcializada “evidenciándose con una franca manipulación y el uso indebido del sistema internacional de derechos humanos”.

TSJ: Informe “aniquila” imagen de Venezuela

El magistrado aseguró que el informe neutraliza “el trabajo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, elaborando un informe paralelo; con la finalidad de aniquilar la verdadera imagen sobre las garantías a los derechos humanos impulsado por la República Bolivariana de Venezuela”.

De igual forma afirmó que carece de los protocolos esenciales para la verificación y consolidación de la información obtenida, ya que no se realizó en el país.

Asimismo, añade que se fundamentó en deposiciones de presuntas víctimas y testigos promovidos de manera anónima y unilateral “incumpliéndose el principio elemental de la transparencia que debe caracterizar cualquier actuación del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas”.

Moreno también lamentó que estas prácticas “al margen de la racionalidad y de la buena fe (…) sirvan de instrumento para tratar de entorpecer y destruir» los procesos de diálogo entre gobierno y oposición, «para la resolución pacífica y democrática de sus conflictos”.