Plan de Emergencia Social

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
¿Esta semana el Frente Amplio Venezuela Libre y la Comisión Plan País presentaron, en las instalaciones de la Cámara de Industriales de Carabobo, los resultados de ENCOVI 2016. Dichos datos, respaldados por la credibilidad y competencia de la UCV y la UCAB, son fundamentales para comprender la dinámica de la pobreza y el impacto de la crisis humanitaria compleja en nuestro país y orientar la acción del futuro gobierno democrático que aspiramos para Venezuela.

En particular, los docentes investigadores Javier Mireles y Gaby Ponce hicieron énfasis en los datos correspondientes a Cojedes, Aragua, Guárico y Carabobo. Los datos son pavorosos. Se han disparado los indicadores más sensibles a la gestión social del Estado: la mortalidad infantil, el embarazo precoz, el fracaso escolar y el deterioro de la esperanza de vida. Entre los aspectos más preocupantes detectado por los estudiosos se encuentra el rezago en peso y talla de los niños conforme a su edad, en otras palabras, la crisis alimentaria está comenzando a dejar su lamentable huella en el desarrollo físico y mental de las futuras generaciones.

Con datos estadísticos altamente confiables hemos podido comprobar que la Revolución no solo significa el deterioro de la democracia y la deriva autoritaria, también es una amenaza para la vida y la dignidad de las grandes mayorías. Alguien podría decir, “descubrieron el agua tibia” pero no debe desmeritarse este esfuerzo académico, al contrario, los resultados de la ENCOVI y su regionalización nos permitirá diseñar políticas públicas que dirijan los escasos recursos a quienes auténticamente lo necesitan y, en efecto, contener la crisis e iniciar la reconstrucción nacional.

Hay municipios en Carabobo que son motivo de alarma nacional, entre ellos, Juan José Mora, Carlos Arvelo y Libertador. La expresión usada por la profesora Gaby Ponce fue “Estoy segura que si lanzamos una piedra en uno de estos municipios, se la pegamos a un pobre”. Ella lo ha visto en las estadísticas, mi equipo de trabajo y personalmente lo he evidenciado al caminar por Guigue y Belén.

Nuestros esfuerzos, una vez cese la usurpación, deben conducirnos a construir la equidad y la igualdad de oportunidades, más allá del discurso, en la realidad concreta de la gente. Todos tienen derecho a una Venezuela de oportunidades, la pobreza no es una maldición, es una condición que puede modificarse con un diseño institucional adecuado que permita a la gente disfrutar el fruto de su esfuerzo diario.

La Venezuela de la inclusión y el desarrollo nos espera, debemos continuar en la defensa de una vida digna para todos por igual.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.