Denuncian nuevo colapso de tubería en calle de Flor Amarillo

Residentes del lugar informaron que desde este jueves 11 comenzó a brotar agua en un hueco que abrió Hidrocentro cuando solventó la fuga del vital líquido que estaba en la iglesia

Denuncian colapso tubería – Notitarde
Nuevamente bote de aguas colapsó la calle Negro Primero con Urdaneta en Flor Amarillo. Fotos: Web Notitarde

Valencia.- Denuncian nuevo colapso de tubería en calle de Flor Amarillo. Desde el jueves 11,  comenzó a salir agua por un hueco que abrió Hidrocentro y hoy viernes la calle vuelve a estar anegada.

Bote de aguas blancas colapsó calle en sector Flor Amarillo

Vecinos denuncian que el vital líquido recorre siete cuadras y se queda estancada en el cruce de las calles Negro Primero cruce con Urdaneta, donde se formó una enorme laguna

El 11 de febrero, los vecinos denunciaron un bote de aguas blancas que había colapsado la calle Negro Primero con Urdaneta, en ese sector de la parroquia Rafael Urdaneta de Valencia.

Esa vez el bote era porque una tubería se rompió a la altura de la iglesia y desde allí el agua recorría siete cuadras hasta quedarse estancada en el cruce de calle Negro Primero con Urdaneta, lugar donde se formó una enorme laguna que empezó a generar mal olor y además servía de criadero de zancudos, según los denunciantes.

Días después de hacer pública la problemática, los visitó una cuadrilla de Hidrocentro que evaluó la situación y reparó la tubería rota.

Denuncian colapso tubería

Denuncian colapso tubería – Notitarde

Por esos trabajos, la cuadrilla abrió un hueco profundo en el cruce de las mencionadas calles, y todo iba bien hasta el pasado jueves, cuando comenzó a brotar agua del hoyo.

Hoy viernes 12, nuevamente la calle Negro Primero con Urdaneta vuelve anegarse, situación que ahora empeora el paso peatonal y vehicular por el montón de tierra que Hidrocentro dejó en plena vía.

Nuevamente los habitantes del sector, entre ellos el señor Arturo Ramírez, llaman a Hidrocentro para que les solucione la problemática, ya que temen por su salud. Además los conductores no quieren circular por las calles afectadas para evitar daños en sus vehículos.