Desayuno en la Redacción de Notitarde

Hoy se conmemoran 110 años de la coronación canónica de la “Patrona de Valencia”, una celebración marcada por la pandemia, pero que no pasará bajo la mesa

Desayuno en la Redacción – Notitarde
De izquierda a derecha: Yersey Arismendi Arocha, Alecia Rodríguez Del Valle, Francisco Briceño, Marina Giménez de Bencomo, Reinaldo Del Prette, Pedro De Freitas y Jesús Bandres. Foto: Yesubeth Martínez/ WTC Radio.
Desayuno en la Redacción – Notitarde
Francisco Briceño

Valencia.Desayuno en la Redacción de Notitarde. “Tenemos que cambiar”: La petición de la Iglesia a Nuestra Señora del Socorro en su día.

“Es demasiado lo que le vamos a pedir (…) que nos ilumine, que tanto gobierno como oposición tenemos que cambiar. Si no, no vamos a salir de esto”. Esta es la petición de Monseñor Reinaldo Del Prette, Arzobispo de Valencia a Nuestra Señora del Socorro, hoy en su día, y en la que coinciden Pedro De Freitas, Párroco de la Catedral de Valencia y Marina Giménez de Bencomo, presidenta de la Cofradía.

Este viernes, cuando se conmemoran los 110 años de la coronación canónica de la “Patrona de Valencia”, los tres fueron los invitados al Desayuno en la Redacción para conversar sobre la devoción por la Virgen y la situación actual de la Iglesia Católica frente a la crisis social, económica y política que enfrenta Venezuela.

Por Notitarde, asistieron a este encuentro Yersey Arismendi Arocha, Directora del impreso; Alecia Rodríguez Del Valle, Directora de página web y Jesús Bandres, periodista; por WTC Radio, estuvieron Yesubeth Martínez, coordinadora de prensa y quien suscribe, Francisco Briceño, Director General.

¿Qué significa esta fecha para la iglesia?

Nuestra Señora del Socorro es la primera Virgen en recibir la coronación canónica en Venezuela y además es la única en el país en haber recibido la rosa de oro, una distinción otorgada por el Papa Benedicto XVI en la celebración centenaria.

Aquella fue una actividad multitudinaria en la Plaza de Toros de la ciudad. Más recientemente, la fecha se ha celebrado en el Fórum de Valencia con una misa masiva, pero, este año, la pandemia golpeó las festividades.

“La coronación canónica es la máxima distinción que el Papa otorga a una devoción plurisecular de algún título mariano en el mundo entero”. Así lo explica Monseñor Del Prette, quien añade que es la manera en la que el “Santo Padre, el Papa, dice que realmente esa comunidad venera y tiene a María como Madre del Pueblo (…) esa comunidad nacional o local, sea Diócesis, sea país, y esa es la manera como se certifica”.

Aclara además que la coronación canónica de Nuestra Señora del Socorro se realizó mucho antes que la de la Patrona de Venezuela, la Virgen de Coromoto, quien, según recordó el Padre De Freitas, “representa una aparición de una virgen en Venezuela”, y de allí su título.

Una corona que representa a Valencia

Pedro De Freitas, Párroco de la Catedral de Valencia, recuerda que la coronación canónica de la Virgen del Socorro, demuestra “la gran devoción que Valencia tenía por su patrona, que demostró que merecía ese reconocimiento y se convirtió en la imagen en 1910”.

Explicó que la corona que tiene la Virgen fue confeccionada con joyas que las familias valencianas dieron para que, fundiendo el oro y sacando las piedras preciosas, se elaborara en París en la casa Cartier.

“Esa corona representa a Valencia. Demuestra que Valencia quiso que esa corona fuese de la generosidad del valenciano de ese momento, y es motivo de orgullo para la ciudad”.

¿Cómo golpea el Covid-19 la celebración este año?

“Como todas las cosas en el mundo. Nos toca a todos esa realidad, pero a lo hecho, pecho. A estos condicionantes tenemos que buscarles la fórmula de llegar a través de medios y redes al mayor número de personas”, responde Monseñor Del Prette.

“Este año no se va a poder celebrar en el fórum, esta vez no puede ser por las condiciones. Ya se ha establecido otra manera de celebración que pueda cubrir un mayor número de personas dentro del condicionamiento de la pandemia, para que puedan participar en la celebración el viernes 13 de forma presencial”, añade.

De su lado, De Freitas detalla que, tras reuniones con autoridades municipales y regionales, se ha organizado toda una logística para que la celebración pueda llevarse a cabo.

Al respecto, explica que se realizarán cinco celebraciones eucarísticas: A las 7:30 a.m., la cual estará oficiada por él como Párroco de la Catedral y a las 9:00 a.m., a cargo de los sacerdotes de Valencia-Centro.

A las 11:30 de la mañana, la misa estará presidida por Monseñor Reinaldo Del Prette; luego, a las 2:00 p.m. el oficio religioso estará dirigido por los sacerdotes de Valencia-Norte y a las 4:30 de la tarde culminan con una misa a cargo del Padre Rafael Paredes, Vicario de la Parroquia de Naguanagua. Allí se llevará a cabo la bendición de los niños.

El aforo será limitado. Agregarán sillas a los espacios vacíos en la Catedral, pero solo se permitirá un aforo de 40%. Los feligreses deberán utilizar mascarilla, gel antibacterial y pasar por túneles de desinfección que serán instalados por las autoridades. Luego de cada misa, la iglesia será desinfectada.

Adicionalmente, se instalarán toldos, sillas y pantallas frente a la Catedral para permitir que otro grupo pueda disfrutar de la celebración religiosa desde allí. Pero además, será transmitido en redes a través del canal de YouTube Catedral de Valencia Venezuela, las redes sociales de la Arquidiócesis @ArquiDValencia y la emisora La Voz de Dios 97.5 FM del Padre Miguel Romero.

“Las personas de la tercera edad no deberían participar, porque son grupos de riesgo. Además, como ellos, a quienes no puedan asistir, los invitamos a que nos acompañen en redes”, añadió De Freitas.

“Es la celebración más importante, religiosamente hablando, del centro del país”, insiste el Párroco de la Catedral.

Recuerda que había toda una programación especial, realizada de la mano de la Cofradía y el sector privado, para la cual venían trabajando desde el año pasado. Pero la pandemia obligó a suspender todo.

Desayuno en la Redacción – Notitarde
Marina Giménez de Bencomo, Mons. Reinaldo Del Prette y el Padre Pedro De Freitas coinciden en que en 2021 celebrarán por todo lo alto los 111 años de la Coronación Canónica. Foto: Yesubeth Martínez/ WTC Radio.

Misa rociera, aunque sin bailes

Marina Giménez de Bencomo, destacó que la tradicional Misa Rociera se llevará a cabo el domingo 15 de noviembre, pero con limitaciones.

Será en la Catedral, aún y cuando se permitirá igualmente un aforo del 40% de la capacidad del recinto.

“La cofradía se ha motivado mucho este año, por el problema de la pandemia, en incursionar en redes y hemos entrado a la era digital. El papa nos invita y lo hemos hecho, ya tenemos el canal de YouTube, la novena se hizo por allí y resultó bonita y exitosa”, destacó.

Explicó que la misa rociera estará presidida por Monseñor Del Prette y contará con la participación del grupo de Ana María Correa. Además habrá un coro de castañuelas pero no habrá bailes.

El grupo de la Academia Las Lizarraga participará, como es tradición. “Todo termina con esta fiesta, con esta misa rociera que siempre es muy alegre y bonita”, añade.

No habrá estreno

Este año Nuestra Señora del Socorro lucirá el manto que utilizó en 2018. Un traje que María de Lourdes Klose mandó a elaborar en Perú. Sin embargo, recibió algunas modificaciones, como el lustrillo.

Durante la Novena, que culminó el jueves, la Virgen lució el manto que utilizó en 2010, elaborado en la casa de Teresita Quintero de Coleti, por donde pasaron más de 200 mujeres a colaborar.

¿Qué le piden ustedes a la Virgen del Socorro?

Reinaldo Del Prette: “Es como demasiado lo que le vamos a pedir. El país está en unas dificultades que no tienen solución. El país en este momento no tiene futuro. Es lo más triste que hay. El gobierno nacional lo sabe mejor que uno, sabe que no hay manera de recomponer la parte económica y al mismo tiempo social. Y esto amerita el concurso de todos.

“Estamos divididos en ideologías. ¿Qué nos crea la pandemia? Nos ha creado verdaderamente temor, miedo, incertidumbre, dolor, todo eso lo ha creado y no se ha salvado nadie. Toda la sociedad, ricos, pobres, es algo universal. La tormenta, así la llama el Papa, lo que hizo fue desnudarnos, hacernos ver lo vulnerables que somos”.

“Tenemos que cambiar, dice el Papa. De la pandemia vamos a salir pero no vamos a quedar igual. O salimos para bien, con una conciencia mayor de humanidad, de búsqueda, de entendimiento, paz, de dejar armas, guerra, montarnos en otra cosa, buscar internacionalmente acabar con el hambre que se puede. Es cuestión de voluntad”.

“Aquí en Venezuela, mi petición a la Virgen va a ser esa, que nos ilumine, en el sentido de que tanto gobierno como oposición tenemos que cambiar. Si no, no vamos a salir de esto. No hay futuro. Tú quieres hacer equis cosa, vamos a levantar la industria de Carabobo, ¿cómo la vamos a levantar? ¿Se puede ofrecer electricidad para la productividad? No. ¿Por qué? Porque el sistema eléctrico nacional requiere una inversión que no tienen. Lo mismo la gasolina. Se necesita demasiada inversión (…) No se puede progresar ni un ápice, ni una tilde, ni una coma, con esas confrontaciones falsamente llamadas ideológicas”.

“Virgen Santísima ilumínanos a todos, tenemos que buscar caminos de entendimiento y progreso y eso significa cambiar el corazón de todos para ponernos en ese trabajo (…) la humanidad tiene que cambiar”.

Pedro De Freitas: “Es difícil no pedirle que nos acompañe en estos momentos. El año 2020 va a pasar como uno muy especial en la historia de la humanidad, que nos une a todos los pueblos en esta experiencia de dolor y tragedia por la pandemia, y en Valencia marca un momento en la arremetida por la crisis que vivimos arrastrando”.

“Tener que sobrevivir a cualquier costo, aun viendo casos cercanos de cómo el pueblo enfrenta la pandemia. No existe tal confinamiento, usted va a Valencia y ve que el confinamiento es un cuento. El venezolano tiene que salir a la calle porque si no, no come”.

“Esta frustración, amargura, muertos por pandemia, impotencia, nos obliga a reconocer la fragilidad humana y con ello la necesidad de fe, por eso creo que debemos rescatar esa visión trascendente de la vida y que la crisis que vivimos nos ayude como sociedad para acercarnos más a Dios y al rostro de María del Socorro de Valencia que sufre, que ha ganado su patronazgo en esa experiencia de la fe. Debemos confiar que quienes acuden a ella, tienen en Dios la gracia y ayuda que necesitan”.

Marina Giménez de Bencomo: “Le pido que nos ilumine a todos, que nos guíe, ella siempre está con nosotros. En las alegrías, en sufrimientos, en los quehaceres. Yo pienso que ella es una Virgen de Agua, siempre en sus festividades llueve mucho y tenemos la creencia de que esa agua se lleva lo malo, purifica a las personas, a la ciudad, esperemos que este 13, en algún momento, el agua purifique”.

“Tenemos gran esperanza en ella, hay que pedir mucho por Venezuela, por sus gobernantes, la Iglesia, nuestra Iglesia amada, Católica, Apostólica y Romana. Pedirle mucho que nos acompañe siempre, proteja y bendiga”.

111 años por todo lo alto

Además de invitar a participar en toda la celebración de hoy viernes, Del Prette, De Freitas y Giménez de Bencomo, coinciden en que esperan que en noviembre de 2021, la situación esté equilibrada y celebrar las Festividades por todo lo alto.

“Yo pienso que estarán las condiciones dadas para que todo aquello que planificamos este año, logre hacerse el año que viene”, concluye Del Prette.

Ventana

Por: Jersey Arismendi

“Origen y autor de la obra de la Virgen, una deuda histórica”

La hermosa imagen que veneramos de Nuestra Señora Del Socorro, fue traída de España según se deduce por su estilo; comenta el Padre Pedro. En los últimos años se ha venido corroborando a grosso modo que provendría del sur de la Madre Patria, donde hay gran devoción a esa advocación, manifestó. “Es una deuda histórica que tenemos”, añade.

“El Sur de España es devoto de la pasión y de la Señora del Socorro; viene a ser una imagen dolorosa, vestida de negro, recuerda la imagen de la Virgen al pie de la cruz, pero fuera del contexto tiene culto devoción especial al título del Socorro a la imagen que venera a la Virgen que está cerca de las personas que sufren”, explica el presbítero.

Agrega, que por estos datos se supone que en un momento dado, la Cofradía Espíritu Santo, que nace hace 403 años, aparentemente trae la imagen mariana por la iniciativa de un grupo de fieles tal vez españoles, valencianos de España, que quisieron traerla por devoción. “Algún sacerdote presionó, no se sabe, pero se trae la imagen de la Virgen”.

Sin embargo, existe una teoría, que toca la discusión del tallista, fabricante. ¿Quién lo hizo?, ¿en qué taller?, se desconocen mayores datos. “Habría que hacer un estudio más serio a ver archivos que aún quedan de la Arquidiócesis de Valencia en Caracas. A ver si revisando logramos triangular el origen. Por lo menos un recibo que diga que se pagó el envío”, detalla el Padre Pedro.

Sobre quien fue su autor se conoce que el doctor Fernando De Tovar, quien fuera el restaurador de la imagen, tuvo a su cargo algunos aspecto de su recuperación en la Catedral hace años, él, quien actualmente vive en España, hablando con profesores asegura que posiblemente fue elaborada por una mujer llamada La Roldana, por apellido Roldán, hija de un escultor. Ella tenía esa forma de tallar imágenes sobre todo con la boca abierta, el gesto de dolor que conlleva la boca un poco abierta. Por eso dicen que pareciera que es una obra de esta artista.

La talla de la Virgen muestra que las manos no son proporcionales, fueron hechas por otra persona o adrede. Discusión pendiente que especialistas tendrán que ver.

“Tenemos esa deuda, eso necesita tiempo, recursos, trabajo serio para tratar de hurgar en archivos y lograr datos fidedignos”, finaliza.