Ingeniero José Aguilar: Problema eléctrico es sistémico y estructural

Debido a que está afectada la cadena de valor se necesitarán dos o tres años para optimizar el sistema eléctrico interconectado. Está llegando al llegadero y Carabobo está en el epicentro

Problema eléctrico - Notitarde
Dijo Aguilar que las fallas por mantenimiento vencidos en la cadena de valor eléctrico, están pasando factura. Foto: Agencias

Valencia.- Ingeniero José Aguilar: Problema eléctrico es sistémico y estructural. Así lo expresó el especialista internacional de sistemas eléctricos, y conocedor del Sistema Eléctrico Venezolano Interconectado.

Zonas de Valencia continúan sin servicio eléctrico

La falla se habría generado en la estación Camoruco, según la información publicada en Twitter,

Explicó que las fallas por mantenimientos vencidos en toda la cadena de valor eléctrico, que comprende la fase de generación, la de transmisión y de distribución, está pasando factura.

Aguilar, desde los Estados Unidos, explica que “el deterioro es tan marcado que se necesitarán dos años o tres para poner en óptimas condiciones el sistema eléctrico nacional”.

Recordó “hace dos años dije que Carabobo sería un segundo Zulia. Y efectivamente, así está ocurriendo con las constantes interrupciones, las cuales sobrepasan las 10 horas”.

Pero, lo revelador ahora de su seguimiento del problema energético en el país, según detalló Aguilar, “es que esta mañana lograron precisar que se ha caído al suelo, una de las tres líneas del Sistema de 765 kv (la número 1, la más antigua) entre las subestaciones Guri y Malena un tramo de 165 Km de longitud, a la altura del Km 90-95 Km del Guri”.

Problema eléctrico

Asimismo explicó, que esta avería impone una gran limitación en el sistema troncal de transporte de energía hacia el centro, la capital y el centro occidente; así como en Amazonas, los llanos, Zulia, Falcón y los Andes, que sumado a la gran debacle de las plantas térmicas del país, hace que los bajones; además oscilaciones y los racionamientos tengan una naturaleza impredecible y un grado de afectación nacional.

«El país jamás había tenido que sufrir tantos racionamientos con un Guri que está 100 por ciento lleno, en todo su más de medio siglo de operatividad», sostiene Aguilar.

Sin embargo, indica que al fallar el sistema de evacuación de energía, no solo se limita la energía que Venezuela necesita; sino que también se incrementan las posibilidades de eventos mayores, de no respetarse con estricta disciplina operacional los límites de operación segura del SEVI.

Detalla el ingeniero, que el estado Carabobo y vecino de Aragua, siempre ha tenido como misión conceptual de actuar de pivot o gran refuerzo para que la energía que viene desde el Guri, Caruachi y Macagua, pueda continuar su paso hacia todos los estados al oeste y sur de la entidad; pero ahora se ha convertido en una gran muralla impidiendo el paso seguro de suficiente energía hasta los estados Amazonas, Yaracuy, Cojedes; así como Lara, Falcón, Portuguesa, Guárico, Barinas, Apure (bajo), Táchira, Mérida, Trujillo y Zulia.

Problema eléctrico

La crítica situación en la entidad carabobeña, según Aguilar, se debe a que tiene una sola unidad operativa de las 23 que tiene instalada. Es decir, de 4 mil 80 MW apenas funcionan menos de 110 MW; el 97,3 por ciento de su parque de generación está en cero MW.

Mientras, en el estado Aragua no funciona ninguna unidad, de sus 8 unidades, dejando otros 460 MW indisponibles.

Dijo, que la demanda de los estados Carabobo y Aragua, otrora corazón de un gran polo de producción y comercio y medianas industrias de Venezuela, es muy similar a la de la entidad zuliana, lo cual complica el panorama de suministro eléctrico del eje Carabobo- Aragua.

Agregó, que también está la inhabilidad de la estatal eléctrica de resolver los problemas de larga data en la subestación Arenosa de 765 kV que alimenta el anillo de 230 kV para la ciudad de Valencia, del cual se surte un gran número de circuitos de la cadena de distribución, limitando aún más la seguridad, calidad y continuidad del servicio.

En este sentido, recalca Aguilar que el problema es sistémico, es estructural, porque toda la cadena de valor eléctrico está seriamente afectada.