Detenidos trabajadores de una agropecuaria por asesinar a 12 perros

Los responsables fueron cinco trabajadores de una empresa agropecuaria de San Juan de Los Morros, estado Guárico, y serán imputados por el envenenamiento de 12 perros

Fueron identificados Óscar Valera, Rainer Carmona, Leandro Álvarez Requena; Moisés Ortega Sánchez y Gabriel Gil Blanco. Foto: Agencia

Sucesos.- Detenidos trabajadores de una agropecuaria por asesinar a 12 perros. La información fue confirmada por Tarek Wiliam Saab, fiscal general, este sábado 20 de febrero.

Los responsables fueron cinco trabajadores de una empresa agropecuaria de San Juan de Los Morros, estado Guárico, y serán imputados por el envenenamiento de 12 perros.

Asimismo, fueron identificados Óscar Valera, Rainer Carmona, Leandro Álvarez Requena; Moisés Ortega Sánchez y Gabriel Gil Blanco.

Asesinaron a un venezolano y lo lanzaron de un tercer piso en Perú

La víctima fue identificada como Wilmer Jaimes Colmenares de 41 años, radicado en Lima desde hace cuatro años

Indicaron que Valera, que figura como el gerente de la empresa Purolomo, en compañía de sus empleados envenenó el alimento de los animales. Los involucrados habrían enterrado los cadáveres de los 12 perros en una fosa.

Es por ello, que Saab detalló que estas personas serán imputadas bajo los cargos de agavillamiento; maltrato animal manejo indebido de sustancias y hacer justicia por mano propia.

Por tal motivo, la Fundación Jurídico Animal denunció la situación a través de las redes sociales, además de agradecer a Saab por su gestión ante el caso.

“Nos encontramos desde tempranas horas de la mañana en el estado Guárico, en compañía del representante del Insai; médico veterinario Reinaldo Artigas, apoyando a las autoridades competentes que llevan el caso de la matanza de varios caninos que hacían vida en la empresa”, anunció la organización.

Detenidos trabajadores

Mediante un video difundido en su cuenta en Instagram; se observa a un perro temblando y en estado de desorientación. Luego, a los pocos segundos, cae al piso.

El personal está bajo amenazas de perder su empleo si hablan, y pidieron de antemano que se haga una investigación y se interrogue a los trabajadores”, indicó.

Además, explicaron que el envenenamiento de la comida era para “eliminar” a 30 caninos, “los cuales se muestran agonizando en videos y fotografías”.