A un cura lo asesinaron por una camioneta en Táchira

Una camioneta - Notitarde
Los feligreses del Táchira deploraron el crimen del padre Jesús Manuel Rondón Molina. Foto: Agencias

Notitarde.- Las autoridades presumen que delincuentes robacarros asesinaron por una camioneta a un sacerdote en Táchira, quien había desaparecido desde hacía seis días.

El cadáver del padre Jesús Manuel Rondón Molina lo encontraron la tarde del martes. La Agencia Católica de Informaciones (ACI Prensa) confirmó que el  Obispo de San Cristóbal (Venezuela), Mons. Mario Moronta Rodríguez, deploró el suceso.

“La Iglesia del Táchira repudia este lamentable hecho y aquellos que cotidianamente se generan en la región. A su vez que, implora a Dios misericordia para los implicados.Y por el consuelo de los familiares y amigos del padre Manuel Rondón”, indicó la Diócesis del Táchira.

Desde el pasado 16 de enero los feligreses buscaban al infortunado sacerdote. Al parecer lo vieron por última vez cuando salió del monasterio de las Carmelitas Descalzas, en la vía a Bramón. El cura conducía su camioneta Chevrolet Vitara de dos puertas, placas BAJ-25V.

El cuerpo de un sacerdote fue localizado por las autoridades en el estado Táchira, en el sector El Campanario, de La Palmita, en Rubio, municipio Junín, fronterizo con el vecino país. La camioneta desapareció.

Por una camioneta

Por ello los detectives del Cicpc sospechan que al cura en Táchira lo mataron unos robacarros. Los asesinos no tuvieron clemencia con el infortunado sacerdote. Detectives arrestaron a un menor de edad. Los feligreses de la zona temen que las autoridades pretendan enlodar el nombre del fallecido religioso vinculándolo con cualquier actividad delictiva. Tampoco descartan que le siembren drogas.

Debido al estado de descomposición del cadáver no se pudo precisar en principio las causas de la muerte. El cuerpo lo abandonaron en una zona boscosa. Por ello patólogos forenses realizarán la autopsia con el propósito de establecer el tipo de heridas que derivaron el deceso.

Por otro lado, Mons. Moronta afirmó que “muy probablemente haya que sepultarlo inmediatamente por razones sanitarias y normas de ley”. Las autoridades intentan localizar la camioneta que tripulaba el padre Rondón Molina.

Lee también: Por diez dólares asesinaron y quemaron a una liceísta desaparecida

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here