TSJ ratificó sentencia de 17 años de cárcel a sujeto por matar a su amigo

Así lo informó, la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, acerca de la condena impuesta contra Ángel Gabriel Torres (21), acusado de asesinar a Manuel Orángel Pérez Rivero (35)

TSJ - Notitarde
Los abogados de Ángel Gabriel apelaron la condena alegando que el sujeto padecía un trastorno esquizofrénico. Foto: Agencia

Sucesos.- TSJ ratificó sentencia de 17 años de cárcel a sujeto por matar a su amigo. Así lo informó, la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, acerca de la condena impuesta contra Ángel Gabriel Torres (21), acusado de asesinar a Manuel Orángel Pérez Rivero (35).

Según se lee en la sentencia N° 11 redactada por la magistrada  Elsa Gómez Moreno. 

Indican que Ángel y Manuel mantenían una relación calificada de “tóxica” por la investigación del Ministerio Público. Compartían apartamento en la urbanización San Miguel, Maracay (Aragua).

Detenido hombre por abuso sexual en Ocumare

Pesquisas de la Delegación Municipal Ocumare del Tuy llevaron a cabo la detención

 

Sin embargo Manuel estaba dispuesto a terminar con la relación debido a los malos tratos que le infligía Ángel, indica el testimonio reflejado en el expediente. Incluso, Manuel había advertido a su mamá sobre las amenazas de muerte recibidas por parte de Ángel.

Aunque la situación llegó a su punto máximo el 22 de julio de 2017, cuando en horas de la noche ambos discutieron. En medio de la trifulca, Ángel tomó un cuchillo y se lo encajó en varias partes del cuerpo de Manuel dejándole 16 heridas que le causaron la muerte en el sitio.

El procedimiento fue realizado por el Cicpc, quienes levantaron el cuerpo y se procedió a la captura de Ángel Gabriel, quien fue condenado en noviembre de 2019 por el Tribunal 5° de Juicio de Aragua a cumplir la pena de 17 años y seis meses de prisión tras encontrarlo culpable de homicidio intencional calificado por motivos fútiles.

TSJ ratificó sentencia de 17 años

Mientras que los abogados de Ángel Gabriel apelaron la condena alegando que el sujeto padecía un trastorno esquizofrénico, argumento desechado por la Corte de Apelaciones de Aragua.

Por tal motivo, acudieron a la Sala Penal del TSJ donde denunciaron que no existían pruebas para culpar a Ángel Gabriel.

Los magistrados detectaron una imprecisión en la denuncia formulada por los abogados del acusado y en consecuencia dejaron firme la condena impuesta al sujeto.