¡Stress! personas se abastecen con velas y temen otro apagón

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Los velones artesanales también están a la venta en distintas partes de la ciudad. Fotos: redes.

Notitarde.- Han pasado 15 días luego del apagón del jueves 7 de marzo y los precios de las velas, fósforos, como también de pilas se han disparado; las personas temen otro apagón y buscan incluso abastecerse con agua.

Pipotes, tanques y hasta tambores de hierro están a la venta; las velas se dispararon de precio. Los velones no se consiguen en ninguna parte, los alimentos enlatados han subido de precio en apenas quince días.

Personas que tenían lámparas de emergencia y que las mismas estaban dañadas tuvieron que buscar dejarlas operativas. El apagón generó stress como también muchos gastos al bolsillo, gastos que muchos no esperaban.

Las velas desde 1.500 en adelante

La semana del apagón una vela estaba en 700 bolívares, pero la vela pequeña esta semana alcanzó los 1.500 bolívares. Una vela grande está cercana a los 3.000 mil bolívares, los velones no se ven en los anaqueles. Varios comerciantes afirmaron a WebNotitarde que luego del apagón no se han visto.

Ni en las perfumerías esotéricas se salvaron los velones, allí mismo se encontraban desde cuatro mil bolívares hasta 15 mil. En los establecimientos esotéricos también las personas buscaron las velas por cajas. Una caja de velas estaba cercana a los 80 mil bolívares.

Yesqueros, como también dispositivo para encender la cocina y los tradicionales fósforos se consiguen desde 700 hasta cuatro mil bolívares.

Las linternas chinas volaron de las quincallerías

En las tiendas de los comerciantes asiáticos las linternas pequeñas que llevan una pila alcalina volaron. Una linterna estaba a la venta en cinco mil bolívares en adelante. Muchos incluso llegaron a comprarla en diez mil bolívares.

Las minilinternas chinas, desaparecieron de las quincallerías.

las quincallerías, como los establecimientos de artículos chinos, la semana pasada recibieron muchos clientes. La mayoría de las personas buscaban pilas alcalinas, como también lámparas y hasta cargadores de celulares.

Temor a otro apagón

La población se mantiene alerta y temiendo otro apagón, incluso algunos llegaron a comprar pipotes para el agua. Los precios de un pipote iba desde 150 mil bolívares en adelante. Las personas en la gran Valencia le siguen temiendo a otro apagón y a otra situación de emergencia.

Las pilas de celulares también se vendieron como pan caliente. Las personas incluso desempolvaron sus teléfonos «gallitos» con el fin de tenerlos listos en caso de otro apagón.

Incluso hay urbanizaciones donde han llegado a organizarse en caso de otro apagón. Como también aquellas familias numerosas.

Te puede interesar: Instalaciones deportivas de Santa Inés están abandonadas

 

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.