Termómetro Económico

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Termómetro Económico Su herramienta Económica, Gerencial, Financiera y de Negocios

Del “Desorden Creativo” al “Caos Empobrecedor”

El desorden creativo está pasando a ser un paradigma occidental. Y quien quiera documentarse de manera rápida sobre el asunto, recomiendo lea el excelente artículo del diario El País, del 13 de agosto de 2017, titulado: “Larga vida al desorden”. En él reseña Andrea Aguilar,  las investigaciones de un grupo de psicólogos de la Universidad de Minnesota, dirigidos por Kathleen Vohs. También señala que el catedrático de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia Eric Abrahamson, y el periodista David H. Freedman analizaron la cuestión en su libro “Elogio del desorden” (Ediciones Gestión, 2007) en el cual defienden que las organizaciones, personas e instituciones “moderadamente desorganizadas” resultan ser “más eficientes, resistentes y creativas”. A mi juicio, la mejor cita del artículo es la afirmación atribuida a Bergson “no existe tal cosa como el desorden, sino dos tipos de orden, geométrico y vital. El mío es claramente vital”.

¿Y el caos empobrecedor?

Se inicia en ese punto en el cual ya no se es capaz de asumir un orden mínimo para ninguna cosa. Donde la sensación de incertidumbre sobrepasa la utilidad de cualquier esfuerzo y todo se vuelve fútil. Ahí la creatividad se paraliza. El individuo pierde ese instinto de querer modificar su mundo y debe aceptar que todo es como tenga que ser. Es cuando la incertidumbre deja de ser esa fuerza impulsora de la acción del individuo. La aplicación a la economía de la incertidumbre, ha posibilitado en econometría mejores pronósticos. Siempre está presente el principio de incertidumbre. La incertidumbre es un impulsor del ser humano. Le impulsa a ahorrar, le impulsa a pensar en el futuro, le impulsa a prepararse, a incrementar sus capacidades, a querer tener riqueza, a conceptualizarla incluso y a estimarla. Hace mucho por la humanidad la incertidumbre. Todo está en movimiento, nada es estático. El pretender un orden inmutable es estúpido, ignora una característica esencial de los sistemas como es su tendencia a caotizarse y desordenarse (entropía). O dicho de otro modo, a cambiar de orden. Ahora bien. El caos suelto al garete, implicará un nuevo orden de cosas que no necesariamente irá en la dirección que queremos. Es así, que tolerar cambios graduales de orden del sistema original, es sano y productivo. Sin embargo, hay situaciones en las cuales la gradualidad de tales cambios es imposible. El propio sistema entra en un estado de transformación tan violento que hace imposible querer o pretender controlarlo. Son grandes transformaciones que provocan una nueva realidad producto del cambio de relaciones de los elementos del sistema. Pero convengamos en algo: este nuevo orden también será transitorio. Y sobre el punto anterior, cuando la relación entre los elementos que conforman el sistema pierde su sinergia (su capacidad de obrar de consuno y crear valor agregado) el producto final del sistema se ha empobrecido.

¡Orden vital y democracia!

Si apelamos al orden vital, dinámico, optimizador de las resultas de los anhelos del individuo, vamos a concluir que el orden piramidal del estado liberal y mucho más del comunista, o cualquiera otra dictadura que subordina al individuo a ser receptor de políticas “públicas” diseñadas muchas veces, subestimando su capacidad o mucho peor, convirtiéndolo en mercancía corporativa, está ahí para suprimir su capacidad creadora, su inventiva y productividad. Estas estructuras ponen al individuo entre la espada y la pared. Mientras más rígidas son estas estructuras, más opresoras. Y lo vemos en la estrategia usada por los dos países de mayor importancia económica del planeta. Ambos apelaron al crecimiento corporativo. Uno con una democracia y estructura del estado liberal y otro con una rígida estructura dictatorial capitalista. Una pelea entre la telefónica Huawei (corporación que tuvo orígenes estatales), el dominio de la tecnología 5G y el acceso a la data de occidente, provoca que el mundo vea su piel ponerse de gallina. Y es que termina siendo una lucha entre estados. No es Huawei, son las autoridades chinas, no es Motorola o Google, es la censura en china, la seguridad de los Estados Unidos de Norte América, y del mismísimo sistema de vida de occidente. Y mientras, todos aquellos emprendedores que luchan día a día por hacerse de un espacio, en este cada vez menos desordenado mundo, ven sus proyectos morir a manos de la pelea a cuernos de los titanes. Y a los defensores del modelo chino les comento que sin contar la esclavitud y la contaminación entre otros detalles del crecimiento chino, cabe pensar que en unos pocos años tendrán mayores dimensiones económicas que los Estados Unidos de Norte América, y podrían querer exportar su modelo político. En países como Venezuela, el nacionalismo barato y propagandístico, la bandera de soberanía y la estructura piramidal militar, partidista y corrupta, ha pulverizado durante un tiempo muy prolongado (medido en unidades de dolor cotidiano) los sueños de justicia social y equidad de la ciudadanía, convirtiéndolos en mendigos y pasivos receptores de la gracia de un protector dictatorial, en medio de un caos económico y social, del cual sacan provecho unos pocos propios y ajenos, para los cuales, es su orden perfecto y sin lugar a  dudas, violento.

¿A desordenar?

¡¡¡¡¡Si!!!! Desordenemos un poquito el mundo para hacerlo mejor.  Postdata. Es imposible ignorar algunos temas de la agenda cotidiana nacional. 1- El TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) no está subordinado al consejo de seguridad de la ONU para su activación y contiene acciones militares. 2- El acuerdo recientemente firmado por representantes de ellos mismos y el gobierno. Eso no vale la pena ni siquiera explicarlo. En todo caso, es un yo con yo. 3- La paralización de las empresas chinas que trabajan con PDVSA en el país, por el tema de las sanciones al gobierno es un hecho comprobado. Se encuentran en etapa de liquidación de trabajadores. 4- El gran Joseph Martínez alcanzó los 15 partidos seguidos anotando goles en la MLS en un partido contra Cincinnati.

Correo electrónico: [email protected]com, twiter: @termoeconomico

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.