Gripe española: Más de 40 millones de muertes

Investigaciones recientes afirman que el número de fallecidos puede superar las dos guerras mundiales juntas

Pacientes con la enfermedad desarrollaban fiebre, insuficiencia respiratoria y hemorragias, entre otros síntomas. Foto: Referencial.

Curiosidades.- Gripe española: más de 40 millones de muertes. Estudios recientes elevan la cifra total a 50 e incluso más de 100 millones de fallecidos a nivel mundial.

Esta pandemia surgió durante los últimos meses de la Primera Guerra  Mundial y se propagó rápidamente por todo el mundo, contagiando a un tercio de la población.

A pesar de su nombre, los primeros casos se registraron en Estados Unidos, durante el mes de marzo de 1918. Tras meses en guerra contra Alemania y las potencias centrales.

En ese sentido, los primeros casos que se conocieron fueron en centros de instrucción que se pusieron en marcha en el país norteamericano que se movilizaba para la guerra.

Un 4 de marzo, un soldado se presentó en la enfermería de Fort Riley, en el estado de Kansas, aquejado de fiebre. Horas más  tarde, cientos de reclutas cayeron enfermos con síntomas similares a los reportados por el primer soldado y a lo largo de las semanas siguientes empezarían a enfermarse muchos más.

El coléra es una pandemia que sigue matando a más de 20.000 personas

A principios del 2011 se notificaron casi trescientos casos en Venezuela.

Propagación

Posteriormente, en el mes de abril, tropas estadounidenses desembarcaron en Europa y llevó consigo lo que sería la primera oleada de la devastadora pandemia.

A pesar de la poca información que circulaba en ese momento por la censura entre países, se conoce que la cepa mataba a sus víctimas con una rapidez sin precedentes.

Incluso en EE.UU. existían informaciones sobre gente que se levantaba de la cama enferma y moría de camino al trabajo.

Entre los síntomas que desarrollaban los pacientes están la fiebre e insuficiencia respiratoria; la falta de oxígeno causaba un tono azulado en el rostro.

Aunque no existen cifras oficiales sobre el número de infectados o muertes, los centros de salud colapsaron desde el inicio de su propagación en 1918. Foto: Referencial.

Además de las hemorragias que encharcaban de sangre los pulmones y provocaban vómitos y sangrado nasal, haciendo que los contagiados se ahogaran con sus propios fluidos.

Un dato curioso sobre la gripe española es que se contagiaban desde las personas más jóvenes, hasta los mayores. Pero su tasa de mortalidad se situaba en jóvenes sanos de 20 a 40 años.

Actualmente, los epidemiólogos debaten el origen exacto del virus, sin embargo se sabe que su principal factor de propagación fue la Primera Guerra Mundial.

¿Por qué su nombre?

Cuando se conoció el brote inicial del virus, los gobernantes de ese momento utilizaron el drama de la guerra para ocultar las elevadísimas muertes causadas, valiéndose de la neumonía para tratar de desviar la cantidad de fallecidos.

Solo en España, en medio de su neutralidad sobre lo que ocurría, permitía que sus medios hablaran libremente, razón por la que se le atribuyó el nombre de Gripe Española.

Cabe mencionar, que en el caso del país europeo, el virus llegó probablemente mediante las personas que viajaban a Francia a trabajar, ya que España no participaba en la contienda.

Gripe española: La madre de las pandemias

Por otra parte, se dice que la etapa más mortífera de la pandemia llegó en septiembre de 1918 y finalizó en diciembre del mismo año.

Esta segunda fase de la enfermedad llegó a un punto, de que funerarias y enterradores no daban abasto, y la celebración de funerales individuales resultaba imposible.

En el caso de España, el sistema salud colapsó y fallecieron médicos, que fue difícil reemplazarlos.

Tras una pausa en la expansión de la enfermedad a finales de 1918, en enero del siguiente año comenzó la tercera y última fase. Para entonces la pandemia ya había perdido mucha fuerza. La dureza del otoño del año anterior no se repitió, de modo que la tasa de mortalidad se desplomó.

Sin test, ni vacunas, ni organizaciones de salud que realizarán estudios sobre el virus, un siglo después se considera que la gripe española es “la madre de todas las pandemias”.