Peste negra, la pandemia más devastadora en la historia

Peste Negra-Notitarde
Los médicos comunitarios, eran los encargados de atender a los enfermos. Foto: Agencia.

Curiosidades.– Peste negra, la pandemia más devastadora en la historia. Este brote representa hasta la actualidad, uno de las epidemias que produjo un gran número de fallecidos en diversos continentes.

En este sentido, la peste negra afectó al norte de África, Asia, Oriente Medio y Europa, exceptuando a Islandia y Finlandia.

El coléra es una pandemia que sigue matando a más de 20.000 personas

A principios del 2011 se notificaron casi trescientos casos en Venezuela.

Se presume que esta enfermedad, inició en el desierto de Gobi, al sur de Mongolia, en donde se sospecha que estuvieron los primeros casos.

Inicios de la enfermedad

La expansión de la enfermedad, se produjo gracias al comercio marítimo entre los países. Por ello, entre 1331-1334 la enfermedad llegó a China; que en ese momento era una de las regiones más conectadas por este tipo de actividades.

Al principio del siglo XIV, este tipo de rutas comerciales estaban establecidas y comenzaron a aumentar de gran manera; se crearon conexiones entre continentes que antes apenas estaban en contacto.

A partir de esto, la peste se propagó rápidamente por países como la India, Rusia y Mesalina, una de las rutas comerciales más transitadas de Europa en 1346.

Peste Negra-Notitarde
La infección se generó en un principio por la picadura de las pulgas provenientes de las ratas. Foto: Agencia.

Tras esto,  el brote no paró de expandirse; llegó a Francia, Italia, Escocia, España, Irlanda Inglaterra; Suiza, Países Bajos, Hungría, hasta llegar al Norte de África.

Se dice que esta enfermedad se propagaba en las embarcaciones, debido a que el origen del brote se encuentra en las pulgas de las ratas; animales que comúnmente se encontraban en las embarcaciones de la época.

De manera que, las pulgas y los roedores fueron en primer momento la fuente número uno de la infección; estos parásitos suelen moverse a los canes cercanos o incluso pueden picar directamente a los humanos.

En torno a esto, existe un caso en la historia de esta pandemia que deja claro cómo comenzó a moverse la enfermedad.

Se trata de un barco noruego que atracó en Mesalina; la nave se encontraba repleta de ratas, situación bastante común en las naves de aquella época; pero lo que llamó la atención, es que al llegar toda su tripulación se encontraba en estado grave; prácticamente moribundos.

Al tiempo, se registró la misma situación en otra embarcación que llegaba a Noruega con el total de su tripulación muerta.

A partir de esta situación, se origina formalmente el término cuarentena. Esto sucedió en Italia.

A través de esta, se obligaba a los barcos y personas que provenían de Asia a esperar 40 días (“Quaranta giorni”, en italiano), antes de entrar en las ciudades; para así comprobar que no estaban enfermos.

Formas de contagio

El contagio de la enfermedad a través de las pulgas, fue la primera forma de contagio. Luego del humano adquirir la infección, esta se podía transmitir de otras maneras.

Esta infección bacteriana, tiene 3 diferentes tipos de etapas: bubónica, septicémica y pulmonar; dependiendo de en qué parte del cuerpo esté implicada.

Bubónica: Es la forma más frecuente y se caracteriza por la inflamación de los nódulos linfáticos de la ingle, la axila o el cuello.

Con la inflamación los nódulos pueden alcanzar el tamaño de un huevo de gallina. Sus síntomas son fiebre, dolor de cabeza, fatiga y dolor muscular.

Septicémica: El siguiente nivel de infección, es más serio; se produce cuando las bacterias de la peste se integran al torrente sanguíneo y comienzan a multiplicarse en él.

Durante esta etapa, a los síntomas anteriores se le suman sangrado de la boca, la nariz, el recto o por debajo de la piel; además de la aparición de gangrena en las extremidades.

Pulmonar: Este tipo es el menos frecuente pero el de mayor mortalidad. Aquí la bacteria ataca directamente a los pulmones causando insuficiencia respiratoria y choque tan solo dos días después de la infección.

Peste Negra- Notitarde
Los cuerpos de los fallecidos por la Peste Negra, eran llevados a un cementerio especial. Foto: Agencia.

Sus síntomas son tos con sangre, falta de aliento, náuseas; debilidad extrema y dolor en el pecho. Además de ser letal este tipo de peste negra es el más contagioso.

Al igual que el Coronavirus, la bacteria de la Peste Negra puede ser transmitida por las micropartículas de saliva que expulsamos al hablar, toser y expirar.

Una de las principales causas de la mortalidad de esta pandemia, es que en la época no se aplicaban las medidas de higiene necesaria; y las acciones que se tomaron para evitar la llegada de la enfermedad, no eran del todo acertadas.

Muertes por la pandemia

A pesar de que esta pandemia tuvo su punto más alto en 1348; Europa y Asia registraron constantes brotes de enfermedad hasta principios del siglo XVIII.

Por tal motivo, es difícil dar una cifra total de muertes ocasionadas por esta enfermedad.

Con respecto a esto, se conoce que durante el primer brote de la enfermedad, aproximadamente aproximadamente 60% de la población en Italia murió.

Trascendió que los números más optimistas en cuanto a las muertes; hablan de 25 millones de personas fallecidas tan solo en Europa a causa de esta enfermedad.

Esta enfermedad fue cesando su aparición y fue hasta mucho tiempo después con el avance de la medicina, que se encontró un tratamiento para esta infección.

Luego de este devastador evento, no fue hasta el siglo XIX, que surgió la segunda mayor enfermedad que tuvo Europa; que mató a aproximadamente unos 10 millones de personas, el Cólera.